25 de enero de 2007

Cox's Bazar (Bangladesh): ¿Un paraíso que se pierde?

Playa en Cox's Bazar (Bangladesh)
El turismo de masas y el desarrollo no planificado está poniendo Cox's Bazar en riesgo.

Prístinas playas de arena, cocoteros, sol y un clima tropical - Cox's Bazar, en la esquina suroriental de Bangladesh, tiene todo para convertirse en un destino turístico ideal.

Con más de 100 kilómetros de arena, Cox's Bazar tiene la playa natural ininterrumpida de mayor longitud del mundo.

Ya que esta larga línea costera en la Bahía de Bengala ha sido poco explorada, muchos sienten que tiene el potencial para competir con otros destinos de vacaciones en la playa en la región, como Pattaya en Tailandia o Galle en Sri Lanka.

Este paraíso tropical es la clave de los nuevos planes del gobierno de Bangladesh para poner al país en el mapa turístico internacional. Espera ganar más de US$5 mil millones por el turismo en los próximos 10 años, atrayendo a más visitantes nacionales y extranjeros.

Sin embargo, un paseo por la playa principal de Cox's Bazar sugiere que el ambicioso sueño de una atracción turística internacional puede volverse amargo si las autoridades no actúan rápidamente.

"Toda la zona se está desarrollando de una manera no planificada", dijo el profesor Mushtaq Ahmed, un activista del medio ambiente en Cox's Bazar. "La zona de la playa ha sido invadida y cientos de edificios han llegado hasta ahí creando una influencia negativa en el medio ambiente."

Agrega que muchos de los hoteles, edificios gubernamentales y tiendas que se han construido en los últimos años carecen de permiso de planificación adecuada.

Auge en la construcción

Actividades de construcción en todo Cox's Bazar
Cientos de edificios nuevos han aparecido en los últimos años.

Hasta hace unos veinte años atrás, Bazar de Cox era un pueblo soñoliento de playa que atraía mayormente a bangladeses que buscaban escapar del ruido y la contaminación de las grandes ciudades como Dhaka y Chittagong.

Sin embargo, todo el paisaje ha cambiado y cientos de edificios de hoteles de gran altura, bloques de apartamentos y restaurantes se han multiplicado en la zona.

En la misma playa principal, hay docenas de tiendas que venden souvenirs, juguetes, ropa y comida rápida.

Hoteles y restaurantes se están levantando en casi todas las partes de la ciudad y en las zonas cercanas a la playa mientra continúa el boom de la construcción.

Los ambientalistas temen que si los edificios construidos ilegalmente a lo largo de la playa principal no se eliminan pronto, la zona nunca podrá recuperar y su belleza se perderá para siempre.

Dicen que a pesar de una orden de la corte del año pasado para eliminar todas las estructuras no autorizados de la playa de Cox's Bazar, cientos de edificios y tiendas todavía permanecen.

Pero las autoridades dicen que después de la orden judicial, el Gobierno ha formado un comité para identificar los edificios y otras estructuras que deben ser eliminados de la zona de la playa principal.

"El problema es que muchos edificios del gobierno también han sido construidas en la zona de la playa", dijo Mohammad Monirul Islam, un funcionario gubernamental de alto rango. "El comité vendrá pronto con una lista de estructuras que deben ser demolidas."

Pero el ritmo lento de demolición ha irritado a muchos activistas medioambientales que sienten que se está perdiendo un tiempo precioso para proteger la playa de la invasión y apropiación de tierras.

El ministro de turismo de Bangladesh, Faruk Khan, admite que ha habido un cierto crecimiento no planificado en Cox's Bazar, pero dice que el gobierno está tomando medidas para proteger el área.

"Ya estamos construyendo una avenida marina desde Cox's Bazar hasta Teknaf y hemos dado instrucciones de que ningún edificio debe ser construido en el lado sur de la avenida marina que se encuentra en la playa", dijo el Sr. Khan. "Así es como planificamos controlar la invasión".

Playa en Cox's Bazar (Bangladesh)
Bangladesh quiere competir con otros centros turísticos de playa con Cox's Bazar.

Impacto múltiple

Los problemas no se limitan a la orilla del mar - las colinas cercanas también se enfrentan a amenazas.

"Los árboles están siendo talados indiscriminadamente en las laderas y también se limpian los terrenos para dejar paso a edificios", dijo el profesor Ahmed. "Como resultado, somos testigos de frecuentes deslizamientos de tierra durante el periodo del monzón que matan a mucha gente".

Docenas de personas murieron en junio, cuando los bancos de barro colapsaron durante las lluvias fuertes, sepultando casas. Fue el segundo gran deslizamiento de tierras en menos de cuatro años.

El creciente número de visitantes también está teniendo un impacto en el medio ambiente marino.

Los activistas dicen que muchos turistas llevan coral a casa como recuerdo. Como resultado, los comerciantes y lugareños suelen recopilar los corales y conchas marinas de islas vecinas como la de San Martín.

Lo que es más visible para los visitantes es la contaminación en los alrededores de Cox's Bazar. A medida que atrae a millones de turistas, toneladas de envases vacíos y botellas plásticas de agua se extienden por toda la zona de playa.

"Creo que es conveniente establecer normas estrictas para prevenir la contaminación en la playa. Podemos ver basura en muchos lugares y debemos dejar de contaminar este bello lugar", dice María Hossain, una turista de Chittagong.

¿Demasiado poco, demasiado tarde

Una tienda de recuerdos en la playa de Cox's Bazar
Las conchas marinas son codiciados recuerdos.

Las autoridades dicen que el gobierno ha tomado una serie de medidas para preservar Cox's Bazar. Ellos dicen que la planeada Autoridad de Desarrollo de Cox's Bazar dará el seguimiento y regulará todas las nuevas construcciones de obra en la región.

Pero no está claro si eso será suficiente para salvar Cox's Bazar.

El gobierno apunta a duplicar el número de turistas extranjeros que llegan a casi un millón en 2021, que dice que ayudará a generar por lo menos medio millón de puestos de trabajo.

La afluencia de turistas adicionales, sin duda, ejercerá presión sobre Cox's Bazar ya que los desarrolladores buscarán nuevos sitios para la construcción.

Durante décadas, el turismo no era una prioridad para Bangladesh.

Pero en medio de un panorama económico incierto, si pueden hacerlo bien, el turismo puede ofrecer al país una oportunidad perfecta para diversificar su base de ingresos y cambiar su imagen ante el mundo.

El desafío para el gobierno, sin embargo, es cómo equilibrar la necesidad de promover el desarrollo sin dañar la ecología local.

Volver al índice de Notas