Ecoturismo y Educación

Rosemary Black
Lecturer, Charles Stuart University, Australia

La versión original en inglés la puede ver en http://lorenz.csu.edu.au/ecotour/rosy.html

La educación y la interpretación son elementos importantes de la experiencia ecoturística y pueden ser suministrados a través de diversos medios por la industria turística, los departamentos gubernamentales tales como las agencias de parques nacionales, y las comunidades locales. Si el ecoturismo busca promover los viajes responsables, entonces su base debe ser la educación, y debe dirigirse para incluir tanto la comunidad local como los viajeros domésticos e internacionales.

Parque Nacional Waterton (Canadá): Foto - Parks Canada

Una experiencia ecoturística usualmente se asocia con el aprendizaje y la concienciación ambiental. Bragg (1990, p. 12) sugiere que "el ecoturismo involucra la apreciación, la educación o la interpretación activa.. [y] fortalece la conciencia, la preocupación y el compromiso ambiental, a través de un aumento en la comprensión y apreciación de la naturaleza." Ceballos-Lascuráin (1990, p. 7) propone que este proceso de descubrimiento y aprendizaje tiene el potencial de orientar a los ecoturistas quienes "eventualmente adquirirán una conciencia y un conocimiento del ambiente natural junto con sus aspectos culturales, que los convertirá en alguien activamente involucrado en los asuntos de conservación."

En el contexto del ecoturismo, la interpretación y la educación pueden tener dos roles diferentes, el de satisfacer las necesidades de información de los visitantes y el de gestión de los visitantes. Los valores y actitudes de los turistas están empezando a cambiar, y los turistas ahora demandan servicios y productos más responsables ambientalmente lo mismo que información. Los turistas desean aprender acerca de los ambientes que visitan lo mismo que comprender sus conexiones con un ambiente más amplio. Así que, tanto la interpretación como la educación tienen papeles importantes en el ecoturismo. A través de la interpretación y de la educación, los ecoturistas pueden conseguir una mejor comprensión, conciencia y apreciación del ambiente natural y cultural.

Con frecuencia, las actividades ecoturísticas requieren de una participación activa, lo que permite que los visitantes aprecien la importancia de la conservación natural y cultural. Suministrar educación e interpretación como parte de una experiencia ecoturística tiene el potencial de hacer que las persones estén conscientes de asuntos ambientales y se involucren activamente en ellos luego de su experiencia. Así, la educación y la interpretación crean el potencial para proveer al ecoturista con una conciencia ambiental y facilitar los cambios a largo plazo de actitud y de conducta, una "manera de alentar al turista promedio para que tome la bandera ecológica y la haga ondear delante de los políticos" Swanson (1992 p. 3).

La interpretación puede jugar un papel importante en el ecoturismo al educar al turista acerca de la comunidad y región anfitrionas, enfocando temas de gestión de recursos naturales, informándolo de las consecuencias de sus acciones, mejorando su experiencia y alentándolo a que se involucre en comportamientos sostenibles (Moscardo 1996).

Con un número cada vez mayor de personas que visitan lugares del patrimonio, es importante diseminar información entre los turistas sobre el comportamiento apropiado en frágiles escenarios sociales y naturales, tales como caminar y acampar con un mínimo impacto. Esto es importante para los gerentes de los recursos naturales lo mismo que para los operadores en la industria turística.

La interpretación se ha convertido en una herramienta de gestión ampliamente usada en la profesión de gestión de los recursos naturales ya que tiene la capacidad de reducir voluntariamente comportamientos inapropiados a través de la educación (Alcock 1991; Beckmann 1988; Hall y McArthur 1996). Mientras no se reconocía los beneficios de la educación y de la interpretación, las estrategias de gestión generalmente se enfocaban en controles físicos tales como barreras, caminos y la localización de facilidades, lo mismo que en controles regulatorios (Orams 1996; Hall y McArthur 1996). Ahora los gerentes reconocen el papel de la interpretación como una efectiva técnica de gestión. Tanto la educación como la interpretación no deben verse más como algo extra o como un lugo. Es una función esencial de gestión para que cada parque, área de recreación y reserva la lleve a cabo (Herbst 1979 p. 2), lo mismo que una parte integral de una experiencia ecoturística.

Aunque algunos autores son pesimistas acerca del papel y el valor de la educación y la auto-regulación en la gestión ecoturística (Burgess 1992; Wheeller 1994), aún así la interpretación y la educación tienen el potencial de ayudar en la gestión de sitios del patrimonio. Sin embargo, para que sean efectivos los programas de interpretación, ellos deben ser bien planificados y considerados como parte integral de la planificación ecoturística y del proceso de desarrollo.

Salto de agua en Tijuca (Río de Janeiro, Brasil)

Aunque tradicionalmente los programas educativos e interpretativos han sido llevados a cabo por agencias gubernamentales tales como los organismos de parques nacionales y forestales, con el interés creciente en el ecoturismo, los operadores privados y los 'resorts' turísticos han reconocido la importancia de la educación y de la interpretación en términos de satisfacer las necesidades de los turistas lo mismo que para proteger los recursos. Los operadores ecoturísticos están en una posición excelente para suministrar la interpretación ambiental y cultural. Esto usualmente es dado a través de guías y otros medios tales como 'brochures', videos, caminatas y conversatorios, y tambié a través de suministrar información antes, durante y luego de la experiencia. En Costa Rica, Jacobsen y Robles (1992) demostraron que el uso de guías locales tiene numerosos beneficios. Ha ayudado a reducir los impactos negativos del turismo en un parque, ha aumentado la conciencia ambiental de la comunidad local, ha suministrado educación ambiental a los turistas y, finalmente, ha suministrado empleos a las personas locales.

El nivel y tipo de educación e interpretación dependerá de las necesidades, intereses y expectativas del visitante y puede incluir una gama amplia de medios de interpretación. Gneralmente, la interpretación personal con un guía es considerada como la forma más efectiva y satisfaciente de comunicación (Ham 1992, Forestell 1993).

Hay numerosos ejemplos de operaciones ecoturísticas en todo el mundo donde la interpretación es parte integral de la experiencia ecoturística (McArthur 1998). Un ejemplo de una operación ecoturística donde toda la experiencia es interpretativa es la operación Rara Avis en los bosques pluviales de Costa Rica. El área es manejada principalmente para la conservación y colinda con el Parque Nacional Braulio Carrillo. La cabaña ha sido construida en el bosque pluvial y provee acomodaciones confortables para los ecoturistas con un fuerte interés en aprender acerca del bosque pluvial y su gestión. Una variedad de caminatas guiadas permiten que los visitantes tengan una oportunidad de aprender acerca del bosque pluvial lo mismo que sobre los asuntos políticos, sociales y culturales que enfrentan los gerentes.También se dispone de publicaciones sobre historia natural para aquellos que deseen aprender más. Usando equipo ["flying fox"] motorizado conocido como 'The Webb', los clientes pueden explorar el dosel del bosque pluvial. Originalmente diseñado para permitir que los científicos estudiaran el bosque pluvial, ahora provee una oportunidad única para que los clientes ganen una experiencia de primera mano del trabajo de los investigadores. La cuota cobrada es usada para los estudios que se realizan. A Rara Avis, la operación integrada asegura que toda la experiencia sea interpretativa, estimulante y absorbente para los clientes.


Bibliografía

Alcock, D. (1991) Education and extension: managment's best strategy. Australian Parks and Recreation 27 (1), 15-17.

Alcock, A., Jones, B., Lane, S. and Grant, J. (1994), National Ecotourism Strategy. Australian Government Publishing Service, Canberra.

Beckmann, E. ( 1988) Environmental interpretation for education and management in Australian national parks and other protected areas. PhD thesis, University of New England, Armidale, NSW.

Bragg, L. (1990) Ecotourism: a working definition. Forum 2 (2) July/August.

Burgess, J. (1992) Softly, softly minimising the impacts of ecotourism in Tasmania. In B. Weiler (ed) Ecotourism: incorporating the global classroom. International Conference Papers (pp.89-93). Bureau of Tourism, Canberra.

Ceballos-Lascurain, H. (1990) Tourism, Ecotourism and Protected Areas. 34th Working session of the Commission on National Parks and Protected Areas, Perth, Australia, 26-27 November.

Forestell, P.H. (1993) If Leviathan has a face, does Gaia have a soul?: incorporating environmental education in marine ecotourism programs. Ocean and Coastal Management 20, 267-282.

Hall, C. M. and McArthur, S. (1996) Heritage Management in Australia and New Zealand (2nd ed.). Oxford University Press, Melbourne.

Ham, S.H. (1992) Environmental Interpretation: a practical guide for people with big ideas and small budgets. North American Press, Golden, Colorado.

Hawkins, D.E., Elpher Wood, M. and Bittman, S. (1995) The Ecolodge Sourcebook for planners and developers. The Ecotourism Society, North Bennington, Vermont, USA.

Herbst, R.L. (1979) Introduction. Trends 16 (1), 2.

Jacobsen, S.K. and Robles, R. (1992) Ecotourism, sustainable development and conservation education: development of a tour guide training program in Tortuguero, Costa Rica. Environmental Management Vol 16, No 6, 701-713.

Knudson, D.M., Cable, T.T. and Beck, L. (1995) Interpretation of cultural and natural resources. Venture Publishing Inc., USA.

McArthur, S. (1998 Forthcoming) Interpretation. In K. Lindberg, M. Epler Wood, and D. Engeldrum, D. (eds). Ecotourism: a guide for planners and managers, volume 2. The Ecotourism Society, N. Bennington, VT, USA.

Moscardo, G. (1996 ) Mindful visitors: heritage and tourism. Annals of Tourism Research, Vol. 23, No. 2, 376-397.

Orams, M. B. ( 1996) Using interpretation to manage nature-based tourism. Journal of Sustainable Tourism Vol. 4, No. 2, 1995, 81-95.

Swanson, M.A. (1992) Ecotourism: Embracing the New Environmental Paradigm, International Union for Conservation of nature and Natural resources (ICUN) IV World Congress on National Parks and Protected Areas, Caracas, Venezuela, February 10-12.

Tilden, F. (1957) Interpreting our heritage. John Wiley and Sons Inc., New York.

Wheeller, B. (1994) Ecotourism: a ruse by any other name. In C.P Cooper and A. Lookwood (eds). Progress in Tourism, Recreation and Hospitality Management Vol. 73-11, Bellhaven, London.


Turismo de Naturaleza Índice Página inicial