Volcán   Notas breves

Los embalses pueden empeorar las inundaciones locales

14 de diciembre de 2012

Embalse Puclaro, Chile (Renzo Stanley)
Los investigadores usaron mediciones de varios embalses, incluido éste en Puclaro, el norte de Chile.

Investigadores dicen que los grandes embalses artificiales puede aumentar la intensidad de las lluvias y podrían afectar a las defensas contra inundaciones.

Los científicos descubrieron que los patrones de lluvia cerca de cuerpos de agua en Chile fueron mucho mayores que en zonas similares sin ellos.

Este "efecto lago" podría abrumar las defensas contra inundaciones que a menudo son construidas sin tomarlo en cuenta.

Borde tormentoso

Investigaciones previas en este campo se han centrado en el impacto de las represas sobre el clima local. Hay evidencia de que los cuerpos de agua permanentes como embalses y lagos pueden alterar los patrones de lluvia, aumentando la cantidad de agua que se evapora.

Algunos expertos creen que también se pueden producir patrones de circulación de aire en la atmósfera por encima del límite entre el agua y la tierra, lo que puede iniciar las tormentas eléctricas y aguaceros.

El impacto puede ser significativo. Un estudio demostró que la precipitación extrema aumentó en un 4% por año después que las represas fueron construidas.

En este nuevo trabajo, investigadores de la Universidad de Talca, Chile, analizaron datos de 50 pluviómetros cerca de los embalses en diferentes partes del país.

Chile tiene una gran variedad de climas que van desde áreas que tienen 0 mm de precipitación anual a lugares que reciben más de 4,500 mm. Los científicos descubrieron que las lluvias más intensas se midieron en las estaciones meteorológicas situadas cerca de los cuerpos de agua, especialmente en climas más secos.

Uno de los autores, el Dr. Pablo García-Chevesich de la Universidad de Arizona dijo que el trabajo tenía implicaciones importantes para las defensas contra inundaciones.

"Si se instala un depósito de agua, eso va a cambiar totalmente las cosas y dará lugar a inundaciones", dijo.

"Los ingenieros son despedidos cuando hay inundaciones, ya que no hizo un buen diseño, pero en realidad hicieron un buen trabajo, pero alguien más instaló un embalse de agua y cambió el clima".

"Cuanto mayor es la masa de agua, mayor será el efecto."

El Dr. García-Chevesich dijo que esta área de investigación es controversial porque el cambiar el diseño de las defensas contra las inundaciones era muy caro.

Impulsores de represas

Otros científicos tienen una visión más comedida del estudio.

Presa Tres Gargantas. Foto: AFP
Se cree que la enorme presa de las Tres Gargantas, en China, afecta los patrones climáticos en hasta 100 kilómetros de distancia.

El Dr. Faisal Hossain, de la Universidad Tecnológica de Tennessee, dijo que el estudio chileno era puramente observacional y que si bien el efecto del lago cambió los patrones de precipitación, habría que decidir si aumentaron o disminuyeron las cantidades.

Sin embargo, dijo que él tenía la esperanza de que llame la atención de los constructores de represas en todo el mundo. "Hemos modificado los patrones del clima de tal manera que no esperábamos antes de la construcción de estos embalses, y sí en el contexto global esto podría tener consecuencias graves", dijo.

El profesor Richard Harding, del Centro británico para la Ecología e Hidrología (CEH), dijo que varios estudios han señalado ahora sobre el impacto de los embalses, en particular en las zonas secas. "La física dice que va a pasar, pero estoy luchando un poco por saber qué tan grande es un impacto, y si es lo suficientemente fuerte como para cambiar el diseño de las defensas contra las inundaciones", dijo.

El Dr. Harding sugiere que el nuevo estudio podría proporcionar argumentos a quienes se oponen a la construcción de grandes embalses nuevos.

Los autores argumentan que quieren que los ingenieros y diseñadores tomen este nuevo trabajo en cuenta en la planificación de nuevas barreras de inundación.

"En los EE.UU., son muy rigurosos al tener en cuenta el cambio climático cuando se habla de diseño de la gestión de aguas pluviales", dijo el Dr. García-Chevesich, "pero esto es nuevo y hay que tenerlo en cuenta también".

Arriba

Ir a Notas breves