Huracán Emergencias,
Desastres y
Gestión del Riesgo

Tsunamis
Lineamientos para la ayuda psicosocial

Traducido y modificado del Blog of the Psychosocial Support Program, Sri Lanka

Página:   1   2   3   4   

Cuarta Parte

Campamento en Lhokseumawe, provincia de Aceh, Indonesia

Promoviendo el bienestar psicosocial y la salud mental

  • Las personas necesitarán tener acceso a los servicios público de emergencia o de cuidado de la salud para aquellas personas que están en un choque extremo, que han perdido contacto con la realidad y los que desean hacerse daño a sí mismo o a otros como resultado de sus pérdidas. Para responder a estos casos, aliente a las personas que trabajan en estas áreas que comprendan lo siguiente:

    1. Establecer una unidad de cuidado dentro del sistema público de cuidado de la salud, esté dirigido por el estado o por organizaciones no gubernamentales.

    2. Organizar clínicas móviles donde sea posible cuando la infraestructura o las personas no permitan la movilidad de los pacientes.

    3. Asegurar la disponibilidad de medicamentos psiquiátricos esenciales, en caso de necesidad, especialmente si hay personas que han estado tomando medicinas antes del tsunami.

    4. Los antidepresivos, medicamentos anti-sicóticos y tranquilizantes pueden ser útiles pero deben evitarse siempre que sea posible.

  • Las personas se beneficiarán también de la organización de sanidad y buena higiene ya que esto dará apoyo a su sentido de bienestar y reduce la vulnerabilidad a enfermedades y malestares adicionales.

    1. Las personas necesitan tener acceso a facilidades sanitarias apropiadas.

    2. Mantener limpias las áreas de sanidad.

    3. Hervir el agua antes de su consumo para evitar lo más que sea posible la contaminación y las enfermedades.

    4. Si es posible, tener áreas separadas para el baño.

    5. Establecer un sistema por todo el campamento para la eliminación de basura. Asignar un área para la disposición de la basura. Enterrar los productos degradables en un lugar apropiado. Tener un sistema apropiado para las necesidades sanitarias de mujeres en menstruación.

  • Seguir los principios de una breve primera ayuda psicológica para proveer un cuidado emocional y apoyar a otros en estos tiempos difíciles.

    1. Escuchar.

    2. Tener compasión y preocupación.

    3. Evaluar las necesidades prácticas.

    4. Proveer ayuda práctica cuando se requiere.

    5. Asegurarse que se satisfagan las necesidades físicas.

    6. No obligar a que las personas hable. Escuchar lo que ellas quieran compartir con usted.

    7. Apoyar a las personas en la solución o manejo de los problemas. Las técnicas de manejo de problemas abarcan la identificación del problema, encontrar los factores que lo causan, hacer una lista de vías de acción para alterar los factores causantes, evaluar las vías de acción y escoger lo que parezca más factible y apropiado bajo las circunstancias. Ayudar a las personas a realizar la acción que hayan escogido, aunque usted no considere que sea la más apropiada.

    8. Cuando sea apropiado, señalar lo bien que ellos han enfrentado la crisis y lo ingenioso que han sido durante ella.

    9. No dar simples consuelos a las personas tales como "la voluntad de Dios", "por lo menos tienes a tus hijos" o "mira como han sufrido los otros".

    10. Proveer o conseguir compañía para las personas, preferiblemente personas de la familia o conocidas.

    11. Alentar el apoyo social pero no obligarla.

    12. Proteger a las personas de más daños.

    13. No organizar sesiones simples donde las personas son obligadas a hablar extensamente de sus experiencias personales, especialmente sobre aquello que va más allá de lo que ellas compartirían naturalmente.

    14. En estas circunstancias, muchas personas se ven obligadas a hablar repetidamente sobre sus experiencias a todos aquellos que desean conocer sobre las experiencias particulares de las personas. Esto se hace repetidamente difícil para aquellos involucrados. Desaliente el que las personas se vean obligadas acerca de sus experiencias una y otra vez para beneficio de los curiosos.

  • La pérdida de los seres queridos es una de las experiencias más difíciles para las personas que han sobrevivido al desastre del tsunami. Es importante darse cuenta que ésta es una experiencia extremadamente personal y que no hay una manera correcta o incorrecta para que las personas respondan o reaccionen a sus pérdidas. Las personas necesitan tiempo para recuperarse de esta pérdida, y sus expresiones de dolor en este momento no debe verse como signos de enfermedad mental o como un desconsuelo irrecuperable. Se ha encontrado que las capacidades de resiliencia y de recuperación de las personas son muy fuertes. Algunas maneras para apoyar a las personas en este tiempo son:

    1. Escuchar cuando las personas hablan de la pérdida o desaparición de personas.

    2. Darle seguridad a la persona que imaginar que está vivo el ser querido, o buscarlo, es normal y no es un signo de demencia.

    3. Decirle que gente diferente responde de maneras diferentes y que no hay una manera correcta ni otra incorrecta. Algunas personas encuentran que es difícil creer en la pérdida, otras pueden sentirse enojadas o culpables por la pérdida de los seres queridos, y otras pueden sentirse extremadamente tristes y solitarias.

    4. Llorar, tener dificultades para dormir y pérdida de interés en actividades y en otras personas son reacciones normales a la pérdida.

    5. Puede ser de ayuda realizar actividades tales como oraciones o funciones religiosas por la persona perdida. Los funerales o ceremonias funerarias son de mucha ayuda, si pueden realizarse.

    6. Aliente a las personas para que estén en la compañía de aquellos a quienes conocen o de quienes confían.

    7. Aquellos que han perdido a todos, o a muchos, sus familiares están en riesgo de hacerse daño a sí mismo. Asegúrese que estén adecuadamente apoyados e involucrados en diferentes actividades.

Referencia:

Mental Health in Emergencies: Mental and Social Aspects of Health of Populations exposed to Extreme Stressors, Department of Mental Health and Substance Dependence, WHO Geneva, 2003

El documento mostrado aquí también contiene elementos de una guía preparada por la Dirección de Servicios de Salud Mental, Ministerio de Salud, Sri Lanka del 30 de diciembre de 2004.

Compilado por el Programa de Apoyo Psicosocial del IWTHI Trust.


Tercera parte
Anterior
Ir arriba
Arriba
Indice
Indice

EscribaComentarios?