Huracán Emergencias,
Desastres y
Gestión del Riesgo

Los tornados: Pequeños pero atemorizantes

Tornado en Miami
Círculo giratorio: tornado se mueve a través de Miami

Aunque mucho más pequeños y de más corta duración que sus primos los huracanes, los tornados pueden ser unos de los fenómenos meteorológicos más aterradores, destrozando todo de manera que no tiene igual en la naturaleza.

Tornado en Minnesota, US
Los tornados se forman en nubes de tormenta.

Se incuban dentro de nubes de tormenta, donde las corrientes ascendentes de aire caliente se encuentra con corrientes descendentes de aire frío.

Los opuestas corrientes de aire crean, en el límite, un vórtice o embudo de viento que se mueve rápidamente. En el centro de estos vórtices, los vientos pueden girar a velocidades de hasta 480 kilómetros por hora (300 millas por hora).

Los daños causados por los tornados se debe a esta ferocidad de los vientos en su centro, que pueden destruir edificios y levantar objetos —incluyendo seres humanos y animales.

Cuando un tornado pasa sobre una casa, ésta aparenta explotar. Esto se debe a lo que los expertos llaman el "atiborramiento hidráulico". Ocurre cuando los vientos del tornado logran entrar a la casa por una pequeña abertura, llenando súbitamente la casa con aire - como soplando un globo. La "sobrepresión" resultante puede provocar que la casa "sople" hacia afuera, aparentando explotar.

Los huracanes, los tifones y los ciclones son los mismos fenómenos, pero difieren en el nombre aplicado según la región geográfica donde ocurren. (Ver Todo sobre los huracanes)

Sin embargo, los tornados pueden formarse en todas partes del mundo excepto alrededor de las regiones polares, según dice el Dr David Reynolds de la Tornado and Storm Research Organisation del Reino Unido.

Tornado en Oklahoma, US
Los vientos de los tornados pueden aplanar áreas en segundos.

Son mucho más pequeños que los huracanes, variando de apenas 10 metros hasta —en casos extremos— más de un kilómetro de diámetro. Usualmente tiene unos 100 metros de diámetro.

Usualmente, los tornados duran apenas unos minutos o una hora como mucho - aunque en ese tiempo ellos pueden recorrer una distancia superior a los 200 kilómetros. Los huracanes, en contraste, pueden durar días.

Estos "torcedores" ('Twisters' en inglés) se pueden formar a veces en el lado frontal derecho de los huracanes, siempre que existan también condiciones tormentosas.

Las trombas o mangas marinas son simples tornados que se forman sobre el agua —usualmente aguas cálidas poco profundas— en lugar de sobre tierra.

Arriba


Ir a Documentos