Huracán Emergencias,
Desastres y
Gestión del Riesgo

Plan Familiar de Protección Civil

Familia elaborando su PFC

La falta de una adecuada planeación para enfrentar una situación de emergencia provocada por un desastre, pone en mayor riesgo nuestras vidas y nuestro patrimonio.

En reconocimiento de esta situación, presentamos este Plan Familiar de Protección Civil, para difundir entre las familias dominicanas las medidas y acciones de preparación sobre cómo actuar antes, durante y después de un posible desastre, bajo el Principio de:

"LA SEGURIDAD EMPIEZA POR NUESTRA PROPIA CASA"

Un desastre se considera como un evento que, al ocurrir, impacta negativamente a la sociedad, a sus bienes y al entorno ecológico, transformando una situación normal en una de emergencia. Los fenómenos más comunes que provocan desastres en nuestro país son los incendios, los huracanes y las inundaciones, aunque también podemos vernos afectados por sismos y otros.

El plan que a continuación le presentamos, puede adaptarse a cualquier situación de emergencia y a las necesidades específicas de cada familia, de acuerdo al número de personas que la componen y a las características propias del lugar en el que habitan

¿Qué es?

Familia revisando el PFPC

Es el conjunto de actividades que los miembros de una familia deben realizar antes, durante y después de que se presente una situación de desastre; en él se deben considerar las medidas preventivas y los conocimientos necesarios para actuar, de manera organizada.

Un plan preventivo requiere que quienes participan en él lo hagan de manera coordinada y con un sentido de unión familiar. Por ello es importante que todos los miembros de la familia y las demás personas que viven en el hogar conozcan las medidas incluidas en el mismo.

Elaborar un plan es muy sencillo y útil, incluso puede resultar hasta divertido para usted y todos los que habitan su hogar; además, además debe elaborarse con anticipación para prepararse convenientemente.

Se recomienda contemplar la participación de los niños con el propósito de que sepan qué deben hacer y puedan así colaborar con las personas mayores.

¿Qué se pretende?

Que todos los miembros de la familia sepan que hacer antes, durante y después de un desastre, a través del conocimiento de las medidas básicas de preparación y autoprotección.

Asimismo, conocer que tan segura es nuestra casa y sus alrededores, además de las acciones que se deben llevar a cabo para corregir y mejorar sus condiciones de seguridad. Por otro lado, conocer la lista de utensilios y materiales que se recomienda tener a la mano para su mejor autoprotección, comunicación y abastecimiento.

¿Qué debe contener?

El Plan Familiar de Protección Civil deberá incluir las medidas adecuadas para:

  • Primero: Revisar el estado que guarda la construcción de nuestra casa, sus instalaciones y el mobiliario, así como los peligros que puedan presentar sus alrededores, con el fin de detectar y reducir los riesgos potenciales, buscando:

Que la casa ofrezca la máxima seguridad.

  • Segundo: Diseñar rutas con vías de escape o evacuación y salidas más seguras y próximas para:

Alejarse del lugar de alto riesgo.

  • Tercero: Prepararse para tomar las decisiones más adecuadas para afrontar el desastre de acuerdo a las circunstancias de la situación que se pueda presentar y así:

Saber qué hacer.

  • Cuarto: Realizar periódicamente ejercicios o simulacros en el hogar, para:

Estar siempre preparados.


Elabore su Plan Familiar

¿Cómo detectar y reducir los riesgos a que estamos sujetos?

revisando

Comience por elaborar un croquis sencillo de su casa y alrededores, en el que pueda anotar las observaciones sobre posibles riesgos en su hogar y del entorno, así como las recomendaciones para reducirlos.

Marque, asimismo, otros elementos de peligro como pueden ser alcantarillas o registros sin tapa, roturas o desniveles en el piso, salientes en los muros, rejas, cables tendidos, macetas o jardineras y otros objetos en general que pudieran provocar daños.

Posteriormente, asegure los objetos detectados que pudieran caer en caso de un temblor o salir proyectados durante un huracán y almacene adecuadamente las substancias inflamables que puedan provocar un incendio, con el fin, precisamente, de reducir los riesgos.

¿Cómo diseñar las rutas de escape?

revisando escape

Para diseñar las rutas de escape o evacuación, primero debe definir el lugar (o lugares) más seguro, tanto dentro como fuera de su casa.

El lugar más seguro es aquel que le ofrece mayores posibilidades de sobrevivir en un desastre. Identifíquelos y marquelos en el croquis.

Igualmente, identifique y marque en el croquis (con flechas de color verde), las rutas para llegar a los lugares más seguros dentro de su casa y las que conducen a ellos fuera de la misma; retire los objetos que puedan ser obstáculo en las rutas de escape. Es importante pensar no sólo en las más directas, sino en las que tienen menos peligro. Señale en el mismo croquis la distribución más conveniente del mobiliario para lograr mejores rutas de escape.

Cuando ya tenga las alternativas de rutas de salida, mida el tiempo que necesita para llegar a los sitios seguros fuera de su casa, partiendo de diferentes lugares de ella, y escoja la que menor tiempo le lleve recorrer.

No olvide: para evacuar a los niños pequeños, ancianos y personas con impedimentos físicos, el tiempo necesario puede ser mayor; por lo tanto considere la posible ayuda que necesitarán.

¿Cómo prepararse para tomar las decisiones adecuadas en una situación de emergencia?

Conservar la calma es el elemento crucial para sobrevivir a una situación de emergencia; por ello, debe saber cómo comportarse y qué medidas ejecutar.

Una de las decisiones que muchas veces se tiene que tomar en una situación de emergencia es la de quedarse dentro o salir de la casa. No hay una respuesta común para todas las situaciones; un lugar es más seguro en el grado en que se encuentre menos expuesto a riesgos; es decir, en cuanto cumple mejor el propósito de sobrevivencia.

Un lugar afuera no necesariamente es más seguro que el interior de la casa; puede decirse que, cuando es posible salir, lo hagamos con la seguridad de no exponernos. Para lo cual, los criterios que hay que tomar en cuenta son:

  • En caso de HURACÁN, la mejor protección es permanecer en casa, con las ventanas protegidas con cintas de aislar, o dirigirse con anticipación a un Refugio.

  • En caso de INCENDIO, es indispensable salir inmediatamente de la casa por la ruta más adecuada.

  • En caso de INUNDACIÓN, se recomienda evacuar la zona cuando se tenga noticia de que va a suceder, pero si no es posible hacerlo, entonces permanezca en las partes altas de su casa.

  • En caso de SISMO, quedarse en la casa cuando la construcción sea confiable y, salirse si hay un lugar seguro afuera y si el tiempo de salida es menor a 60 segundos.


Realice un Simulacro

evacuando

¿Cómo realizar simulacros de evacuación?

Un simulacro es un ensayo o práctica sobre como se debe actuar en caso de una emergencia, provocada por un temblor, incendio, inundación, huracán, etc.

Realizar un simulacro tiene muchas ventajas. La primera de ellas es que podemos comprobar con anticipación si las acciones de preparación son eficientes y permite corregir la situación para una mejor atención de la emergencia.

Por otra parte, nos permite estar bien entrenados para actuar correctamente ante un desastre. Una ventaja adicional es que fomenta la Cultura de Protección Civil entre los miembros de la familia y de la comunidad.

Los pasos a realizar en un simulacro para casos de desastres son los siguientes:

  1. Imaginar algunas situaciones de emergencia probables en su localidad.
  2. Fijar responsabilidades a cada uno de los miembros de la familia.
  3. Emitir la voz de alarma.
  4. Interrumpir inmediatamente las actividades y desconectar los aparatos eléctricos que estén funcionando.
  5. Recorrer las rutas correspondientes.
  6. Conducirse con orden. NO CORRER, NO GRITAR, NO EMPUJAR
  7. Llegar al punto de reunión convenido.
  8. Revisar que nadie falte y que todos se encuentren bien.
  9. Evaluar los resultados y ajustar tiempos y movimientos.

Después de realizar uno o varios simulacros, la familia deberá discutir y analizar los puntos que considere incorrectos y corregirlos para quedar realmente convencidos de lo que se tiene que hacer. La participación de los niños es muy importante.


Lista de Utensilios y Materiales

Haga una lista de todos aquellos documentos y objetos que deberá tener siempre a la mano, en caso de alguna emergencia. Empiece por:

  • Recopilar los documentos personales de todos los miembros de la familia, tales como:

Acta(s) de Nacimiento y Matrimonio
Fé de Bautismo
Certificado(s) Escolares
Póliza(s) de Seguros
Título(s) y Licencia(s) Profesionale(s)
Licencia(s) de conducir
Pasaporte(s)
Credencial(es)
Escrituras de Propiedad
Facturas de Bienes, etc.

  • Guardelos ordenadamente en una funda, caja o archivero portátil, de preferencia resistente al agua y al fuego y téngalos a la mano.

  • Obtenga copias de los documentos mencionados y guárdelos en casa de un familiar o amigo de confianza, que viva en otra zona; así podrá utilizarlos en caso de perder los originales durante el desastre.

  • Cuente con un directorio con los teléfonos y direcciones de emergencias: Cruz Roja, Bomberos, Defensa Civil, Policía Nacional, Seguro Social, médico familiar, compañía de seguros, y también los de las escuelas, de centros de trabajo, centros culturales, deportivos y sociales a donde comúnmente asiste su familia.

  • Fije un punto de reunión por si el siniestro ocurre al estar la familia dispersa en diferentes lugares y acuerde con los demás que será allí donde habrán de coincidir. Puede ser la casa de un amigo o familiar.

  • Tenga duplicado de las llaves de la casa y de su auto junto a la puerta de salida, cuente con el registro del tipo sanguíneo de todos los habitantes de la casa, y conozca la ubicación de los hospitales y clínicas más cercanos y la mejor manera de llegar a ellos.

  • Tenga a la mano una linterna y un radio con pilas de repuesto.

equipos de emergencia

  • De ser posible, tenga una caja con herramientas para reparaciones de emergencia, y botiquín de primeros auxilios con su respectivo instructivo.

  • De igual manera, procure almacenar algunos víveres en lata y agua potable ( es recomendable para dos días). Verifique las fechas de caducidad.

  • Ante la proximidad de un desastre previsible, como puede ser el caso de un huracán o una inundación, esté pendiente de las indicaciones de las autoridades, manténgase informado de acuerdo a la situación y tome la decisión anticipadamente sobre si habrá de permanecer en su hogar o acudir a un refugio previamente identificado.

Compromisos

¡Ahora usted ya tiene un Plan Familiar de Protección Civil!

Una vez que todos estén de acuerdo, cada quien se abocará a cumplir con las responsabilidades asignadas, poniendolo en práctica.

Comprométase, en forma permanente y sistemática, a poner en marcha el plan y en su caso mejorarlo.

Se recomienda organizar un comité vecinal de Protección Civil en su cuadra, barrio y edificio, con objeto de mantener una permanente colaboración y ayuda mutua.

Recuerde: Todos necesitamos de todos.

Por último, nuestro sincero deseo es que este Plan que ponemos a su consideración, ayude a proteger a su familia, bienes y a la comunidad.

Indice
Indice
Ir arriba
Arriba