Poesía Dominicana

Enrique Henríquez

En el atrio

Deslumbradora de hermosura y gracia,
en el atrio del templo apareció,
y todos a su paso se inclinaron,
                     menos yo.

Como enjambre de alegres mariposas,
volaron los elogios en redor:
un homenaje le rindieron todos,
                     menos yo.

Y tranquilo después, indiferente,
a su morada cada cual volvió,
e indiferentes viven y tranquilos
              ¡ay! todos, menos yo.

Dirección de la página: http://www.jmarcano.com/poesia/poetaeh/ffiallo3.html