Educación Ambiental - notas breves

La cifra de murciélagos muertos por el síndrome de nariz blanca se eleva a 6.7 millones

17 de enero de 2012

Tantos como 6.7 millones de murciélagos han ahora muertos por el síndrome de nariz blanca, calculan biólogos de Estados Unidos y Canadá.

Se acordó en ell nuevo estimado de mortalidad en una reunión de más de 140 biólogos tribales, estatales y federales e investigadores de murciélagos celebrada durante el encuentro anual del Grupo de Trabajo sobre Murciélagos del Noreste en Carlisle, Pensilvania, uno de los estados más afectados por la mortandad de murciélagos.

El síndrome de nariz blanca está barriendo con las poblaciones de murciélagos a través del este de América del Norte, con tasas de mortalidad llegando hasta 100 por ciento en muchos sitios. Documentada por primera vez en el estado de Nueva York en 2006, la enfermedad se ha diseminado rápidamente en 16 estados y cuatro provincias canadienses.

Los biólogos dijeron que espera que la enfermedad continúe diseminándose.

"Esta sorprendente nueva información ilustra la severidad de la amenaza que representa para los murciélagos el síndrome de nariz blanca, lo mismo que la amplitud del problema a que se enfrenta nuestra nación", dijo Dan Ashe, director del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos.

Murciélago con el síndrome de nariz blanca
Murciélago marrón pequeño con el síndrome de nariz blanca
en Greeley Mine, Vermont, 26 de marzo de 2009.
(Foto: Marvin Moriarty / USFWS)

"Los murciélagos representan un tremendo valor para la economía norteamericana como control natural de plagas para las fincas y bosques del país cada año al tiempo que juegan un papel esencial como ayuda para controlar insectos que pueden diseminar enfermedades a las personas", dijo Ashe. "Estamos trabajando estrechamente con nuestros colaboradores para comprender la diseminación de esta enfermedad letal y minimizar sus impactos sobre las especies afectadas de murciélago".

El brote es la peor enfermedad epidémica en vida silvestre en la historia de América del Norte y los ambientalistas están preocupados porque la extinción estaría próxima para varias especies de estos mamíferos voladores.

"Esta cifra confirma lo que personas que trabajan con el síndrome de nariz blanca han sabido por largo tiempo - que los murciélagos están muriendo en cantidades terriblemente elevadas y que varias especies están siendo lanzados hacia el agujero negro de la extinción", dijo Mollie Matteson del Centro para Diversidad Biológica, quienes han elevado varias peticiones para salvar los murciélagos y cortar la diseminación de la enfermedad.

Recientemente, el Congreso instruyó al Departamento del Interior para que destinara US$4 millones para investigación y gestión de la enfermedad, que los biólogos creen que es causada por un hongo.

"Los murciélagos de Estados Unidos están agonizando por una crisis sin precedentes y algunas especies se enfrentan a una posibilidad muy real de extinción", dijo Matteson. "Aunque es satisfactorio ver que más dinero se destina para el síndrome de la nariz blanca, los nuevos estimados de mortalidad son una llamada despertadora de que debemos hacer más, y rápido".

El síndrome de naríz blanca ha afectado hasta la fecha a seis especies de murciélagos; los mata durante el período de hibernación, cuando ocupan cuevas y minas en un estado de animación suspendida.

Los científicos han estimado que los murciélagos le ahorran a los agricultores por menos US$3.7 mil millones y hasta US$53 mil millones en plaguicidas que no tendrían que usarse en cultivos como maíz, algodón, vegetales y frutas.

Ya que la enfermedad en los murciélagos del Medio Oeste y el Sur apenas en los últimos dos años, el impacto completo de los disminuyentes números de murciélagos en regiones más grandemente dominada por la agricultura que el Noreste tomaría tiempo en mostrarse.

Ir al Índice de Notas Archivadas

Autor de las páginas: José E. Marcano