paisaje
Los Bosques

la vida en el bosque


langur

Cuando la gente piensa en animales que viven en los bosques, usualmente visualizan criaturas como osos, gorilas, tigres. Es frecuente que se olviden de las plantas forestales, aparte de los árboles. Y muchas personas no tienen en cuenta que organismos como las bacterias y los hongos son tan importantes para el bosque como los mismos árboles.

También los materiales inorgánicos son de importancia crucial para los organismos vivos. Las plantas verdes--desde los árboles hasta los más delicados helechos--forman la base de todos los ecosistemas forestales. Estas plantas requieren aire, suelo, agua, y luz solar para crecer y así sostener la fragil red de vida en un bosque.

Una enorme variedad de criaturas habitan en el bosque. Algunas son espectaculares, otras se ocultan en algun lugar debajo del dosel. La red de interacciones entre los individuos y entre las especies es intricada y compleja; nada en un bosque es simple, y apenas estamos empezando a comprender algunas partes de estos ecosistemas.

bosque pluvial 'rainforest'

Los bosques son de los hábitats más diversificados del planeta. La biodiversidad no es simplemente algo que es "bueno" tener. Todas las especies, incluyendo los humanos, dependen de todas las otras especies para su supervivencia. La extinción de cualquier organismo--un mono, un planta, una pulga de agua--tendrán consecuencias impredescibles y, a veces, desastrosas.

Algunos estimados conservadores calculan que ocurre por lo menos una extinción cada día; otros dicen que cada hora varias especies desaparecen para siempre.

Los bosques pluviales tropicales (rainforests) son los ecosistemas más ricos en el mundo. De hecho, debido a la gran diversidad de plantas y animales, hay relativamente pocos individuos de la mayoría de las especies. Esto hace que ellas sean especialmente susceptibles a la pérdidas de hábitat y las alteraciones.

Aún cuando muchas especies templadas tienen equivalentes tropicales, hay una mayor variedad de hábitats en los bosques tropicales. El clima cálido y húmedo también contribuye al mayor número de especies. Grupos completos de organismos de los bosques pluviales tropicales no existen en regiones con climas más fríos. Un ejemplo son las epifitas -- plantas que crecen sobre las ramas de los árboles.

plantas epífitas
Plantas epífitas creciendo sobre las ramas de un árbol.

Las epífitas pueden llegar a ser hasta el 50% de las especies vegetales en un bosque pluvial tropical. En la zona templada, todas las orquídeas se encuentran en el suelo, mientras que en los trópicos existen hasta ¡20,000 especies de orquídeas epífitas!. Las epífitas existen en todas las formas --colgantes, lianas, ramilletes de hojas que capturan el agua, incluso algunas semejantes a cactus (y algunas son cactus realmente). En algunos bosques templados costeros, los árboles están cubiertos con capas de musgos y líquenes epifitos, pero en ningún caso se alcanza la variedad de formas y tamaños como en los trópicos. 

Los animales son numerosos en el bosque. Y donde quiera que los animales sean numerosos, los parásitos serán todavía mucho más numerosos. Mientras que los depredadores requieren, para sobrevivir, muchos animales de otras especies, muchos parásitos pueden existir en un animal. Se ha estimado que la mitad de los animales sobre la Tierra son parásitos, y ellos son portados por todos los animales, especialmente aves y mamíferos, incluidos nosotros.

Camuflaje y defensas químicas

Si eres suave y sin defensa, es muy probable que seas comido--a menos que luzcas como otra cosa. Si miramos con cuidado, la corteza de un árbol puede resultar ser un insecto, hojas secas ser mariposas, ramitas ser insectos bien disfrazados. Pero colores, formas y patrones confusos pueden ser usados no solamente para la defensa: los depredadores también pueden usar el camuflaje para su ventaja. A veces, el ocultarse no es suficiente y criaturas que, aparentemente, son indefensas de hecho se defienden con productos químicos venenosos.

Ir a la segunda parte Segunda parte


Regresar al Índice de Bosques