Distritos hidrogeográficos de la República Dominicana

Para la división del territorio nacional en distritos hidrogeológicos y sus descripciones se sigue el estudio de la Unión Panamericana.

Mapa de los distritos hidrogeográficos

1. Zona de la Sierra de Bahoruco

Esta zona limita al norte con la divisoria de la Sierra de Bahoruco, incluyendo la ciudad de Barahona. Las corrientes que fluyen desde estas montañas hacia el este, en dirección al mar, son todas rápidas y están pasando su fase juvenil. Las que fluyen hacia el sur desaparecen en las calizas arrecifales del Promotorio de Barahona (Península Sur de Barahona) sin llegar hasta el mar por la superficie, con excepción del Río Pedernales, en la frontera con Haití.

La mitad septentrional de la región es montañosa y lluviosa (más de 2,000 milímetros anuales de precipitación). La zona meridional es un llano seco (unos 750 milímetros anuales de precipitación), con escurrimiento rápido.

La zona tiene una superficie de 2,814 kilómetros cuadrados.

Río en esta zona: Bahoruco, Nizaíto, Sito, Los Patos, en la parte oriental; Pedernales con su afluente Mulito, en la parte sur y occidental.

Arriba

2. Zona de Azua, Baní y San Cristóbal

Desde el punto de vista topográfico, geológico y climático, esta zona es muy variable. Limita al norte con la Cordillera Central, al oeste con la cuenca del Río Yaque del Sur, al este con la cuenca del Río Ozama, y al sur con el Mar Caribe.

El sector norte se caracteriza por montañas elevadas y cortadas por las corrientes y por lo escarpado de las colinas. La región sur, que incluye la Llanura de Azua, se compone de terrenos de aluvión y de calizas residuales.

La precipitación de esta región (de 750 a 2,250 milímetros anuales) es máxima en las cuencas superiores de estos ríos y disminuye progresivamente hacia el oeste. La región de Azua tiene varias corrientes intermitentes, ninguna de las cuales puede suministrar suficiente volumen de agua para el riego o usos domésticos.

La zona tiene una superficie de 4,460 kilómetros cuadrados.

Los principales ríos de la región son el Haina, el Nigua, el Nizao y el Ocoa.

Arriba

3. Cuenca del Río Ozama

La cuenca del Río Ozama es, por su tamaño, la cuarta de la República Dominicana. El Ozama y todos sus afluentes son corrientes de patrón dendrítico y algo encajonado. Puede denomiárselas corrientes que han llegado a la fase de madurez fisiográfica.

La precipitación en la zona es de 1,400 a 2,250 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 2,706 kilómetros cuadrados.

El Río Ozama tiene algunos afluentes importantes como Isabela, Savita y Yabacao.

Arriba

4. Zona de San Pedro de Macorís y La Romana

Casi toda esta zona corresponde a la Llanura Costera del Caribe, que en esta zona está dividida en trechos bastante regulares por corrientes perennes encajonadas que fluyen hacia el sur. Puede decirse que la configuración del avenamiento de la mayoría de dichas corrientes es dendrítica.

La precipitación en la zona es entre 1,000 y 2,250 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 4.629 kilómetros cuadrados.

Los principales ríos de esta zona son el Chavón, el Dulce, el Cumayasa, el Soco y el Macorís.

Arriba

5. Zona de Higüey

El único río en esta zona de 2,207 kilómetros cuadrados es el Yuma, cuya cuenca abarca 758 kilómetros cuadrados. La superficie que no forma parte de la hoya del Río Yuma carece virtualmente de corrientes superficiales.

La precipitación en la zona es entre 1,000 y 1,750 milímetros al año.

Arriba

6. Zona de Miches y Sabana de la Mar

Esta extensa faja litoral es una de las regiones de mayor precipitación en el país. Todos sus ríos son de trecho corto pero de flujo constante, drenando la vertiente septentrional de la Cordillera Oriental. La aludida región incluye la zona llamada Los Haitises, que es una zona cársica carente de desagüe superficial.

La precipitación en la zona es de 2,000 a 2,700 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 2,265 kilómetros cuadrados.

Arriba

7. Zona de Península de Samaná

La Península de Samaná es una zona montañosa y húmeda con ríos de trecho muy corto que se dirigen hacia la Bahía de Samaná, en el sur, o hacia el Océano Atlántico, en el norte.

La precipitación en la zona es mayor de 2,000 milímetros al año.

Arriba

8. Zona de la Costa Norte

La zona costera norteña de la República Dominicana es una región que se caracteriza por sus corrientes perennes, siendo una llanura relativamente estrecha, limitada al sur por la Cordillera Septentrional.

La precipitación en la zona es de 1,000 a 2,300 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 4.266 kilómetros cuadrados.

Los mayores sistemas fluviales de la zona son los ríos Boba, Nagua, San Juan, Yásica y Bajabonico.

Arriba

9. Cuenca del Río Yuna

El Río Yuna nace en la Cordillera Central, con afluentes que nacen tanto en dicha cordillera como en la Septentrional, y sigue su curso en dirección noreste por entre colinas disectadas y terrazas fluviales, hasta llegar a la confluencia del Río Camú, desde donde discurre en dirección este hasta desembocar en la Bahía de Samaná.

Aunque el Yuna aún tiene algunos rabiones cerca de Cotuí, y a pesar de que Jima, cerca de Rincón, y el Camú, más arriba de La Vega, son ríos con pendiente bastante rápida que llevan arrastres relativamente guresos, el ritmo de todos estos ríos disminuye en la llanura; comienzan a serpentear y llevan sedimentos más finos, mostrando características de vejez fisiográfica. Estos sistemas fluviales presentan características dendríticas. Sin embargo, es evidente que los cursos de ciertos trechos de algunos de los afluentes están influidos por la estructura geológica.

Todos los afluentes en la vertiente meridional de la cuenca son de flujo interrumpido, en tanto que los que desaguan los flancos de la Cordillera Septentrional tienden a convertirse en intermitentes durante los meses de diciembre a marzo.

La precipitación en la zona es de 1,170 a 2,250 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 5,63 kilómetros cuadrados.

Los principales ríos son Yuna, Camú, Licey, Jima, Maguaca, Chacuey, Payabo.

Arriba

10. Cuenca del Río Yaque del Norte

La cuenca del Yaque del Norte es la más extensa de la República Dominicana. Al igual que la del Yaque del Sur, comprende una grn red fluvial intengrada por diferentes ríos que atraviesan una región sumamente árida.

El río drena una gran parte de la vertiente norte de la Cordillera Central y de la vertiente meridionarl de la Cordillera Septentrional.

La precipitación en la zona es entre 500 y 2,000 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 7,053 kilómetros cuadrados.

Aparte del Río Yaque del Norte, otros ríos importantes (todos afluentes del Yaque del Norte) son Jimenoa, Bao, Ámina, Mao, Guayubín.

Arriba

11. Cuenca del Río Dajabón

La cuenca del Río Dajabón es pequeña, y tiene sus nacientes en la vertiente norte de la Cordillera Central. Sin embargo, es notable que éste es un río permanente.

La precipitación en la zona es de 750 a 2,000 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 858 kilómetros cuadrados.

Arriba

12. Cuenca del Río Yaque del Sur

La cuenca del Río Yaque del Sur es la segunda en tamaño de la República Dominicana. Desagua partes de la Cordillera Central, la Sierra de Neiba y la Sierra de Martín García.

Sus principales afluentes son los ríos San Juan, Mijo, del Medio y Las Cuevas, que nacen todos en la Cordillera Central, y el Río Los Baos, que nace en la Sierra de Neiba.

El propio Yaque del Sur es un río encajonado que aún no ha cortado hasta su nivel base, salvo en la parte interior de su cuenca.

La precipitación en la zona es entre 700 y 1,500 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 5,345 kilómetros cuadrados.

Arriba

13. Hoya del Lago Enriquillo

Esta árida región es la única cuenca hidrográfica importante del interior del país. La superficie del lago está bajo el nivel del mar; las aguas son sumamente salinas. La cuenca limita al norte con la divisoria de la Sierra de Neiba, y al sur con la Sierra de Bahoruco. El escurrimiento del lado norte de la hoya procede de manantiales, los cuales son, normalmente, corrientes perennes, con algunas excepciones. Corrientes intermitentes de la Sierra de Bahoruco también aportan agua al lago, aunque éstas normalmente fluyen sólo inmediatamente después de aguaceros bastante fuertes.

La precipitación en la zona es de 600 a 1,200 milímetros al año.

Esta zona tiene una superficie de 3,048 kilómetros cuadrados, incluyendo la del lago de aproximadamente 265 kilómetros cuadrados.

Arriba

14. Cuenca del Río Artibonito

El Río Artibonito forma el mayor sistema fluvial de la isla La Española. Sin embargo, sólo la cuenca superior está situada en la República Dominicana.

La parte norte de la misma abarca una sección de la Cordillera Central y es, por consiguiente, una zona montañosa muy entrecortada. La divisoria de la Sierra de Neiba constituye el límite sur de la cuenca. Ambas zonas montañosas están divididas por la prolongación occidental del valle superior de San Juan. Este llano de suaves ondulaciones se extiende en dirección este-oeste siguiendo en general el escurrimiento del Río Macasías, que es afluente del Artibonito.

La precipitación en la zona es de 1,200 a 2,000 milímetros al año.

La zona tiene una superficie de 2,643 kilómetros cuadrados.

Arriba


Bibliografía

  1. Organización de Estados Americanos (OEA). 1967. Reconocimiento y Evaluación de los Recursos Naturales de la República Dominicana. Estudio para su Desarrollo y Planificación. OEA. Washington, DC. Estados Unidos.

Página anterior Índice geográfico

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.