Accesibilidad

Cordillera Central

El Macizo Central

Pico Duarte
Pico Duarte

Se conoce con el nombre de Macizo Central a la parte de la Cordillera Central donde se encuentran las mayores alturas del país, de la isla y de las Antillas. Está localizado en las provincias Santiago, Azua y San Juan (y parcialmente en la provincia de La Vega). Se le llama "Central" por encontrarse en el centro de la isla.

Empieza a definirse en el "Monte Jicomé" y se eleva a 2500 metros sobre el nivel del mar en el "Pico del Gallo", culminando en el Pico Duarte, a unos 3087 metros. Decrece en dirección sudeste. En casi todas las alturas de la Cordillera Central predominan rocas de origen volcánico, como son los tonalitos, basaltos y granitos. Estas rocas tienen una edad de aproximadamente 100 millones de años, siendo mucho más antiguas que las de los otros sistemas montañosos de la isla.

La parte más alta del Macizo Central está formada por dos grandes lomas: el Macizo de los Yaques y la Sierra o Macizo de la Pelona, separados por una enorme hondonada cuyo fondo es la Compartición, llamado también El Vallecito y Los Vallecitos por los diferentes monteros (ver La Compartición).

El Macizo de los Yaques presenta dos eminencias: el Piquito del Yaque y el Pico del Yaque; este último recibe también los nombres de Rusilla, Rosilla y Pelada. En este macizo es donde nacen los ríos Yaque del Norte y Yaque del Sur. El Yaque del Norte es formado por la unión de dos ríos: el río de la Izquierda y el río de la Derecha o de los Guanos. El río de la Izquierda nace de la Cordillera Central, bastante al este del Piquito del Yaque, en tanto que el río de la Derecha o de los Guanos nace del Pico del Yaque. El Yaque del Sur nace en la hamaca que separa al Piquito del Yaque del Pico del Yaque (Rusilla o Pelada), tomando sus aguas la vertiente sur. Así, pues, el Macizo de los Yaques comienza al este del Piquito del Yaque y termina en la Compartición, presentando, como ya dijimos, dos eminencias: el Piquito del Yaque, de forma cónica y con una altura de 2761 metros, y el Pico del Yaque (Rusilla o Pelada), cuya altura máxima es de 3038 metros.

El Pico del Yaque está formado por dos gajos, uno de menor altura, hacia el este, y el otro de altura mayor, hacia el oeste. Este pico tiene una hierba en su cima de color rosado, de donde le ha venido el nombre de Rusilla (a veces escrita Rucilla), por su parecido con el color rosillo de los caballos. La cima del Pico del Yaque carece de vegetación, aparte del pajón; de esta cima dijo Ekman: "es el lugar más desolado de la República, formado por piedras negras como la muerte"; por este motivo, los monteros la denominan también La Pelada (o, realmente, "La Pelá").

Del Macizo de los Yaques se desprenden algunos ramales montañosos. Al este del Piquito del Yaque se desprenden dos ramales importantes: el Parlero de Felipe y la Loma de la Cotorra; entre ambos corre el río de la Izquierda.

La Loma Entre los Ríos (o Entre Ríos) es un bello ramal que se desprende desde el mismo Piquito del Yaque, comenzando como una enorme y bella semi-esfera, a 2,190 metros, para dirigirse hacia el norte, luego torcer hacia el este, y terminar en la confluencia de los ríos de la Izquierda y de la Derecha.

Otro ramal, el más importante de todos, se desprende del Pico del Yaque (Rusilla o Pelada): es la Sierra Atravesada. Lleva una dirección general hacia el norte en su principio, para derivar luego hacia el este; casi toca la Loma Entre los Ríos, pasando entre ambas lomas el río de la Derecha. La Sierra Atravesada forma el gran cajón del Yaque del Norte; todas las aguas de esa caja inmensa fluyen hacia dicho río. En la primera parte de la Sierra Atravesada se encuentra un pico, de forma cónica muy aguda y de vertientes muy empinadas: El Mortero.

Un último ramal se desprende del Pico del Yaque (Rusilla o Pelada): la Loma de la Mina, que muere en el margen oriental del río Bao.

La Sierra de la Pelona (o, simplemente, Loma Pelona) es gigantesca, tanto en largo como en altura; presenta dos eminencias, el Pico Duarte al este y el Pico de la Pelona propiamente dicho al oeste.

La Pelona
Pico La Pelona
(Macizo Central)

Anteriormente, esta montaña se llamaba simplemente La Pelona (como sinónimo de "pelada" por su pobre vegetación) y a sus dos picos: Pelona Grande y Pelona Chica. La Ley 1164 de 1936 de 1936 denominó como Pico Trujillo al oriental, diciendo que tenía una altura de 3175 metros, que era la altitud calculada por Ekman. Luego de la caída del régimen de Trujillo, el pico fue renombrado como "Pico Duarte".

Actualmente se estima que la altura del Pico Duarte es de unos 3087 metros; La Pelona tendría la misma altura (o, quizás, unos 2 metros menos). El suelo de ambos picos, especialmente del Duarte, consiste en grandes rocas sueltas.

En la cima de la Loma Pelona, y entre los dos picos, se encuentra una sabana, a 2950 m, llamada Valle del Baíto por ser aquí donde se origina dicho río, afluente del río Bao. Por alguna razón (o sinrazón), a esta sabana se le ha estado llamando Vallecito de Lilís. Entre los dos picos hay una distancia en línea recta de kilómetro y medio. El suelo de la sabana es arenoso (gravoso en algunas partes) con ocasionales piedras pequeñas. Es posible que la existencia de esta sabana se deba al exceso de humedad en algunas épocas del año.

En el Macizo Central, el bosque húmedo de latifoliada llega hasta poco después de los 2000 metros de altitud; por encima de este nivel, la única especie arbórea es el pino (Pinus occidentalis). Entre las especies arbustivas, se encuentra el tamarindo de loma (Weinmania pinnata), que normalmente es un árbol pequeño pero que aquí apenas llega a ser un arbusto, y el palo amargo (Garryia fadyenii); éste último es la especie que crece a mayor altura de todo el país ya que se encuentra en el Pico Duarte aunque, desde luego, es superada por las copas de los pinos. La única especie epifita que se encuentra aquí es el conde de pino (Dendropemon pycnophyllus), planta parásita de los pinos.

El sustrato herbáceo es dominado por el pajón (Danthonia domingensis). En el Vallecito del Baíto, además del pajón, abunda otra gramínea, la Agrostis hiemalis.

La fauna es extremadamente pobre debido a las temperaturas bajas y los vientos y la pobre vegetación. Solamente algunas aves pueden observarse durante el día.

NOTAS

Nombres: La mayoría de los nombres usados actualmente para nombrar las montañas del Macizo Central son relativamente recientes y han ido variando con el tiempo. Esto es importante cuando se leen descripciones de tiempo atrás.

La loma El Macutico fue nombrada en 1925 por Juan B. Perez Rancier como "Pico del Yaque". En la actualidad se llama Piquito del Yaque. El Pico del Yaque se llamaba anteriormente, y todavía se usan dichos nombres, La Rusilla y La Pelada.

En cuanto al Macizo de La Pelona, siempre se ha llamado Loma Pelona debido a su poca vegetación; sus dos picos eran Pelona Grande y Pelona Chica. A una de las eminencias (¿cuál?) fue nombrada en 1936 como Pico Trujillo y luego, en 1962, Pico Duarte; al segundo pico se le ha llamado simplemente Pico La Pelona.

Altitudes: Si en cuanto a los nombres hay confusión, la situación es peor en relación a las altitudes, siendo el caso más notable el del Pico Duarte. Por muchos años, se estuvo diciendo que tenía 3175 metros sobre el nivel del mar. Esa información fue originada por Erik L. Ekman, cuando en su publicación "En busca del Monte Tina" (1929), dice sobre el "picacho oriental"; "El promedio del altímetro no corregido era 2890 metros, lo que con el 10 por ciento de aumento da una altura probable de 3179 metros, digamos 3175, para redondear." Ese valor "redondeado" por Ekman es el que aparece en la Ley 1164 de 1936 y que se estuvo usando como válido durante decenios. En la actualidad se usan valores probablemente más reales, pero aproximados porque todavía el país no se ha dignado en aclarar definitivamente el asunto.

Arriba

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.