Accesibilidad

Sierra de Bahoruco

Clima

El clima de la Sierra de Bahoruco es muy variado, yendo desde lo muy seco a lo muy húmedo. En el Suroeste del país, los vientos entran desde el sureste por lo que chocan, primeramente, con las montañas del Bahoruco Oriental, por lo que las mayores precipitaciones de la Sierra de Bahoruco se encuentran en esta región. Más al oeste, la precipitación disminuye por el "efecto de sombra" de los vientos.

Las variaciones de temperatura en el área son muy marcadas. Las temperaturas promedios en las partes bajas de la Hoya de Enriquillo y del Procurrente Sur de Barahona son de unos 28° C. Subiendo la sierra, la temperatura baja 1.5° C por cada 100 m.


Hidrografía

En su gran mayoría, los ríos de la Sierra de Bahoruco pertenecen a cuencas costeras y a la cuenca del Lago Enriquillo; los ríos que conforman estas cuencas hidrográficas, y que inciden en la sierra, son de carácter temporal aunque algunos tienen caudales permanentes.

En la vertiente norte, el río principal es Las Damas, que nace cerca de Puerto Escondido y que drena una gran parte de la vertiente norte; sus aguas son usadas para generar electricidad. Otros ríos de caudal permanente son: Bermesí, que nace en la llanura cerca de Angostura, Arroyo Arriba, al sur de Saladillo; y Arroyo Blanco, que baja por Jimaní.

En el Bahoruco Oriental está la mayor cantidad de ríos permanentes, como son Palomino, Bahoruco y Nizaíto. En la vertiente sur solamente hay un río con caudal permanente: el río Pedernales.


Suelos

Los suelos de esta región están representados principalmente por el macizo montañoso de la sierra, cuyo factor topográfico premonina sobre otras limitaciones, aunque está unida a las de profundidad efectiva, rocosidad y al clima. Estos factores en gran parte restringen la capacidad agrícola de la región ya que, en términos generales, los terrenos agrícolas son de poca extensión.

La mayor parte de la Sierra de Bahoruco es de vocación forestal (Clase VII) o sea, terrenos no aptos para la agricultura debido a la topografía accidentada, la pedregosidad y poca profundidad de los suelos.

Arriba

Página anterior Ir a Bahoruco Siguiente página

Copyright © 2009-2017 José E. Marcano M.