Las Indias Occidentales
Poblaciones indígenas

Arawacos

Indios de las Antillas Mayores y de América del Sur que hablaban idiomas del grupo linguístico Arawakano.

Los Arawacos antillanos, o Taínos, eran agricultores que vivían en poblados, algunos con hasta 3,000 habitantes, y practicaban el cultivo de la yuca y el maíz. Las poblaciones estaban divididas en rangos sociales y le tenían una gran deferencia a los jefes teocráticos. Las creencias religiosas se centraban en una jerarquía de espíritus naturales y antepasados, parcialmente de forma paralela a las jerarquías de jefes. A pesar de tener una compleja organización social, los Arawacos antillanos no eran dados a la guerra. Fueron erradicados de las Antillas Menores por los Caribes poco antes de la aparición de los españoles.

Los Arawacos de América del Sur habitaban al norte y al oeste de la cuenca del río Amazonas, donde compartían los medios de subsistencia y la organización social de las otras tribus del bosque tropical. Eran agricultores sedentarios que cazaban y pescaban, vivían en pequeños asentamientos autónomos, y tenían poca organización jerárquica. Los Arawacos llegaron a ocupar tierras tan al oeste como al pie de los Andes. Estos Arawacos Campa, sin embargo, permanecieron aislados de las influencias de las civilizaciones andinas.

Regresar al lugar de llamada

Tainos

Indios Arawacos que, en el momento de la exploración por Cristóbal Colón, habitaban las Antillas Mayores (Cuba, Jamaica, La Española [Haiti y la República Dominicana], y Puerto Rico) en las Indias Occidentales. Era el grupo de indígenas más numeroso del Caribe, pudiendo llegar a ser de uno a dos millones en el momento de la conquista. Un pueblo pacífico, ellos habían estado a la defensiva contra los agresivos indios Caribe.

Cuando fueron encontrados por los europeos en siglo 15, los Taínos practicaban una forma de alta productividad de "tumba y quema [slash-and-burn]" para cultivar sus alimentos básicos: yuca y batatas. El bosque era tumbado y quemado, mezclando las cenizas con el suelo y formando unos montones que podían fácilmente sembrarse, cuidarse y regarse. También se sembraba maíz, frijoles, calabazas, tabaco, maní y ajíes, y se recogían algunas plantas silvestres. Se cazaba para comer aves, lagartos y otros animales; los únicos animales domésticos eran perros y, ocasionalmente, cotorras. Otra importante fuente alimenticia era la pesca y los mariscos.

Los asentamientos Taínos variaban desde familias simples hasta grupos de hasta 3,000 personas, y las casas eran construidas de troncos y techadas con hojas de plantas, especialmente de palmeras. Los hombres usaban taparrabos y las mujeres usaban "enaguas" (pequeñas faldas de algodón o fibras de palmas). Ambos sexos se pintaban el cuerpo en ocasiones especiales, y usaban aretes, anillos nasales y collares, que hacían de oro. No había mucho más artesanía aparte de alguna alfarería y envases; las rocas y la madera eran trabajados diestramente. Un pasatiempo favorito de los Taínos era el juego de pelota que jugaban en canchas rectangulares ("bateyes"). Tenían un sistema elaborado de creencias y rituales religiosos que incluían la veneración de espíritus (zemíes) por medio de representaciones esculpidas. También tenían un complejo orden social. Su gobierno era por jefes y subjefes hereditarios, y habían clases de nobles, comunes y siervos (o esclavos).

Ver más informaciones en Cultura Taína

Regresar al lugar de llamada

Caribes

Indios que habitaban las Antillas Menores y partes de las vecinas costas de América del Sur en el momento de la conquista española. Su nombre fue aplicado al Mar Caribe, y su equivalente arawaco es el origen de la palabra canibal. En la actualidad, el término caribe se usa para designar un grupo linguístico que incluye no solamente al idioma de los Caribes antillanos sino también a muchos idiomas indígenos relacionados hablados en América del Sur.

Los Caribes de las islas, que eran más guerreros (y alegadamente caníbales), eran inmigrantes de tierra firme que, luego de expulsar a los Arawacos de las Antillas Menores, se estaban expandiendo cuando llegaron los españoles. Curiosamente, el idioma Caribe solamente era hablado por los hombres; las mujeres hablaban Arawaco. Incursiones que realizaban a otros pueblos les permitía conseguir mujeres que mantenían como esposas-esclavas; los hombres prisioneros eran torturados y muertos.

Los Caribes de las islas era un pueblo marino, navegantes expertos que hacían incursiones distantes en canoas grandes. La guerra era su principal interés. Los conflictos internos era comunes; no había un jefe importante, ni organización militar ni estructura jerárquica.

Los grupos Caribes de América del Sur vivían en las Guayanas y al sur del río Amazonas. Algunos eran guerreros y, alegadamente, practicaban el canibalismo, pero la mayoría de ellos eran menos agresivos que sus relacionados antillanos. Vivían en pequeños asentamientos autónomos, cultivaban yuca y otros cultivos y cazaban con cerbatanas o arco y flecha. Su cultura era típica de los pueblos del bosque tropical. Otras tribus que hablaban Caribe, aparentemente como el Caribe de las Guayanas, estaban localizadas al oeste de las laderas con bosques de los Andes, a lo largo de la actual frontera Venezuela - Colombia. Hacia el sureste, vivían los Guicuru, Bakairi, y otros hablantes de Caribe, en el nacimiento del río Xingú en el centro de Brasil.

Regresar al lugar de llamada

Ciboney

Pueblo indígena extinto de las Antillas Mayores. A la llegada de los europeos, ellos ya habían sido reducidos a unas pocas localidades aisladas en el oeste de La Española (Haití) y Cuba. El nombre Ciboney proviene del Arawaco y significa 'habitante de cuevas', y aparentemente muchos de los Ciboney cubanos vivían en cuevas, por lo menos parte del año. Otras lugares típicos de residencia de los Ciboney eran los pequeños cayos marinos y en lugares pantanosos costeros. Se desconoce sus orígenes lo mismo que sus afiliaciones linguísticas; ciertas características de la cultura Ciboney apuntan hacia Florida (Estados Unidos), otras hacia América Central o del Sur.

Los Ciboney de Cuba y los de la Española diferían grandemente unos de otros en la base material de sus culturas. Mientras que ambas eran básicamente cazadoras y recolectoras, la tecnología del Ciboney de Cuba, llamada indiferentemente Cayo Redondo o Guayabo Blanco, estaba basada en las conchas de moluscos, mientras que el Ciboney haitiano se fundamentaba en la piedra. El artefacto típico de Cayo Redondo era una gubia aproximadamente triangular hecha del labio de una concha de lambí (Strombus spp.), una herramienta también muy común en algunos sitios de la cultura Glades en Florida. El estilo Couri de Haití, por el contrario, se caracterizaba por una piedra tallada, especialmente la llamada daga Couri. Aparentemente ambos grupos subsistían principalmente de mariscos; también han sido encontrados algunos huesos de jutía (roedor antillano), tortugas, y manatíes. Los asentamientos eran pequeños, de una o dos familias. Al siglo de haberse puesto en contacto con los europeos, los Ciboney desaparecieron.

Regresar al lugar de llamada

Ir al índice general Índice general

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.