Las Indias Occidentales

Página:   1   2   3   4   5   6   

Introducción

Las Indias Occidentales (West Indies en inglés; Indes Occidentales en francés; West-Indië en holandés) constituyen un grupo de archipiélagos localizado entre los Estados Unidos y la costa norte de América del Sur y separa el Mar Caribe o de las Antillas del Océano Atlántico. Fue la primera tierra americana que pisó Cristobal Colón el 12 de octubre de 1492; en concreto, la isla de Guanahaní (Watling Island), perteneciente a las Bahamas y que él nombró San Salvador.

Consiste en un grupo de islas en forma de un arco con más de 3,200 km (2,000 millas) de largo. Por el oeste, separa el Océano Atlántico del Golfo de Méjico mientras que en su porción central y oriental lo separa del Mar Caribe. Partiendo de la península de Florida (Estados Unidos), las islas se extiende por 1,930 km (1,200 millas) hacia el sureste, luego 800 km (500 millas) hacia el sur para entonces dirigirse hacia el oeste a lo largo de la costa de Venezuela. El área terrestre de las islas es de casi 236,000 kilómetros cuadrados (91,000 millas cuadradas).

El Caribe
Las Indias Occidentales
Mar Caribe
Océano Atlántico
Océano Pacífico
Bahamas
Cuba
Jamaica
Colombia
Venezuela
Guyana
Brasil
Haití
República
Dominicana
Puerto
Rico
Florida
(EE.UU.)
Honduras
Nicaragua
Costa Rica
Panamá
Tobago
Trinidad
Barbados
Aruba
Bonaire
Curazao
Los Roques
Margarita
Grenada
St. Vincent
St. Lucia
Martinica
Dominica
Guadeloupe
Montserrat
St. Kitts-Nevis
Antigua/
Barbuda
Anguilla
Islas Vírgenes
Islas
Caimán
Turcos y Caicos

Las Indias Occidentales comprenden cuatro archipiélagos. Estos grupos de islas son las Bahamas (o islas Lucayas) y Turcos y Caicos, las Antillas Mayores, las Antillas Menores y las islas del Caribe Sur. Debido a razones históricas, culturales y socioeconómicas, al grupo de islas se unen frecuentemente algunos países continentales: Belice y las Guayanas. La misma situación se presenta con las islas Bermudas.

El término Antillas excluye a las Bahamas y los países continentales; es decir, solamente se incluyen las islas que rodean directamente el Mar Caribe y que forman un arco que se extienden en forma de media luna desde la punta oriental de la península del Yucatán (en México) y el sureste de Florida (en Estados Unidos) hasta la costa de Venezuela, en Sudamérica. Las Antillas Holandesas forman un grupo de islas separadas del arco mencionado.

El término Antillas se originó mucho antes del descubrimiento del Nuevo Mundo por los europeos, usándose Antilia para referirse a unas tierras semi-míticas localizadas en algún lugar al oeste de Europa, en el Océano Atlántico. A veces, era indicada en mapas medievales como un continente o una isla grande y a veces como un archipiélago. Luego del descubrimiento de las Indias Occidentales por Colón, el término español Antillas empezó a usarse comúnmente para indicar las nuevas tierras y se dice "Mar de las Antillas" como una forma alternativa a Mar Caribe.

La región del Caribe ha sido dividida en subconjuntos lingüísticos que reflejan los patrones de colonización por poderes europeos. El área española incluye Cuba, la República Dominicana y Puerto Rico. La porción francesa incluye Haití, Martinica, Guadalupe y la Guayana Francesa. Un 'Creole' de base francesa se habla en Dominica y Santa Lucía. Las partes holandesas incluye Surinam y las islas de Aruba, Bonaire, Curaçao, Saba y San Eustaquio. La parte de habla inglesa incluye Jamaica, Guyana, Barbados, Belice, las Bahamas, Antigua, St. Kitts-Nevis, Grenada, Dominica, Santa Lucía, Saint Vincent, Islas Vírgenes, Monserrat, Anguilla, Barbuda y las islas Turcas y Caicos. Hay una isla anómala: St. Maarten/St. Martin, que pertenece a los Países Bajos y a Francia.

La vegetación es exuberante en todas las islas y la mayoría deben haber estado cubiertas, en tiempos de Colón, por bosques que llegarían hasta la misma orilla. En nuestros días, las islas han sido muy taladas, salvo en las altas montañas. Si exceptuamos las aves, la fauna mayor es poco variada. La mayoría de las especies autóctonas difieren de las de tierra firme, debido al largo tiempo que las islas estuvieron separadas del continente; en el caso particular de Trinidad y Tobago, la fauna es de características sudamericanas. Los peces y las tortugas abundan por todas partes, y los reptiles terrestres, incluyendo los cocodrilos, son muy comunes en las islas más grandes. Excepto la fer-de-lance, en la Martinica y en Santa Lucía, y algunas especies de Trinidad, no hay en ellas serpientes venenosas.

Como compensación a su enorme belleza y a la relativa ausencia de animales dañinos, las Indias Occidentales están amenazadas por frecuentes cataclismos naturales: huracanes, terremotos y, en algunas de las Antillas Menores, erupciones volcánicas. Estos desastres han jugado un papel considerable en la historia de las islas y constituyen aún un serio peligro.

Arriba

Ir a la 2da. parte

Ir al índice general Índice general

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.