NOSOTROS, los rectores y vicerrectores de las universidades de todas las regiones del mundo, estamos profundamente concientes del rápido e impredecible crecimiento de la contaminación, de la degradación del medio ambiente y de la disminución de los recursos naturales.

La contaminación del agua y del aire local, regional, y global, la destrucción y la disminución de bosques, suelos y agua, la reducción de la capa de ozono estratosférico, y la emisión de gases contaminantes atentan contra la supervivencia de los seres humanos y miles de otras especies vivientes, contra la integridad de la tierra y su biodiversidad, contra la seguridad de las naciones y lo que les dejaremos a las futuras generaciones. Estos cambios en el medio ambiente son causados por una producción desequilibrada e insostenible y por patrones de consumo que agravan la pobreza en muchas regiones del mundo.

Creemos que se requieren urgentes acciones para combatir estos problemas fundamentales y revertir su tendencia. La estabilización de la población humana, la adopción de tecnologías agrícolas e industriales ambientalmente saludables, la reforestación y la restauración ecológica son elementos esenciales en la creación de un futuro equilibrado y sustentable para la humanidad, en armonía con la naturaleza.

Las universidades tienen un rol importante en la educación, investigación, formación política y en el intercambio de información necesarias para hacer posible estos objetivos. Las universidades deben proporcionar el liderazgo y el apoyo para movilizar los recursos internos y externos, de modo que sus instituciones respondan a este urgente desafío.

NOSOTROS, por lo tanto, hemos acordado ejercer las siguientes acciones:

  1. Aprovechar cada oportunidad para promover la conciencia gubernamental, industrial, fundacional y universitaria, dirigiendo públicamente la urgente necesidad de encaminarnos hacia un futuro ambientalmente sustentable.

  2. Incentivar a todas las universidades para comprometerse en la educación, investigación, formación política e intercambio de información sobre la población, medio ambiente y desarrollo para alcanzar un futuro sustentable.

  3. Establecer programas que produzcan expertos en gestión ambiental, en crecimiento económico sustentable, en población y en temas afines para asegurar que los graduados de las universidades tengan información sobre medio ambiente y responsabilidad ciudadana.

  4. Creación de programas para desarrollar la capacidad de la autoridad universitaria para enseñar el tema del medio ambiente a todos los estudiantes de pregrado y posgrado y a los estudiantes de institutos profesionales.

  5. Ser un ejemplo de responsabilidad ambiental estableciendo programas de conservación de los recursos, reciclaje y reducción de desechos en las universidades.

  6. Incentivar el involucramiento del gobierno (en todos los niveles), de las fundaciones y de las industrias, en el apoyo a la investigación universitaria, educación, formación política e intercambio de información en un desarrollo ambientalmente sustentable. Ampliar el trabajo con organizaciones no gubernamentales, para así encontrar soluciones a los problemas ambientales.

  7. Reunir a los profesionales en medio ambiente para desarrollar programas de investigación, política e intercambio de información y planes para un futuro ambientalmente sustentable.

  8. Formar sociedades con colegios de enseñanza básica y media para ayudar a desarrollar la capacidad de sus profesores para enseñar sobre problemas de la población, el ambiente y el desarrollo sustentable.

  9. Trabajar con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas y otras organizaciones nacionales e internacionales para promover el esfuerzo mundial hacia un futuro sustentable.

  10. Establecer un comité directivo y una secretaría para continuar esta iniciativa, e informar y apoyar los esfuerzos de cada uno de los firmantes en el cumplimiento de esta declaración.


Jean Mayer, Presidente
Tufts University, Massachusetts, Estados Unidos

Pablo Arce, Vice Rector
Universidad Autónoma de Centro América, Costa Rica

L. Ayo Banjo, Vice Chancellor
University of Ibadan, Nigeria

Boonrod Binson, Chancellor
Chulalongkorn University, Tailandia

Robert W. Charlton, Vice Chancellor
University of Witwatersrand, África del Sur

Constantine W. Curris, Presidente
University of Northern Iowa, Estados Unidos

Michele Gendreau-Massaloux, Rector
l'Academie de Paris, Francia

Adamu Nayaya Mohammed, Vice Chancellor
Ahmadu Bello University, Nigeria

Augusto Frederico Muller, Presidente
Fundaçao Universidad Federal de Mato Grosso, Brasil

Mario Ojeda Gomez, Presidente
El Colegio de México, México

Calvin H. Plimpton, Presidente Emeritus
American University of Beirut, Líbano

Wesley Posvar, President
University of Pittsburg, Pennsylvania, Estados Unidos

T. Navaneeth Rao, Vice Chancellor
Osmania University, India

Moonis Raza, Vice Chancellor Emeritus
University of New Delhi, India

Pavel D. Sarkisov, Rector
D.I. Mendeleyev University of Chemical Technology, Rusia

Stuart Saunders, Vice Chancellor
University of Cape Town, África del Sur

Akilagpa Sawyer, Vice Chancellor
University of Ghana, Ghana

Carlos Vogt, Presidente
Universidade Estadual de Campinas, Brasil

David Ward, Vice Chancellor
University of Wisconsin, Madison, Estados Unidos

Xide Xie, President Emeritus
Fundan University, República Popular de China