Escoja el año
1980
1980b

Inicio

Hogar

Año 1980 - 2da. Parte

Números 11 - 20

  1. Reporte de parásito de peces
  2. Neritopsis atlantica en aguas dominicanas
  3. Primera cita de Gobioides broussonneti en el país
  4. Evidencia de anidamiento del tinglar en la República Dominicana
  5. Nidos de carpintero en una barranca
  6. Camarón saltarín no reportado para Dominicana
  7. Nuevo récord de anidamiento del Tinglar (Dermochelys coriacea) en la República Dominicana
  8. El género Margaritaria L. f. en la Hispaniola
  9. Mariposas en El Número (Azua). I
  10. Árboles maderables introducidos en el país. I

np 11/80

Reporte de parásito de peces

El 4 de febrero de 1980, el Lic. Sixto J. Incháustegui y el Br. Frank Richardson donaron al Museo Nacional de Historia Natural 8 ejemplares de Xiphophorus helleri Heckel (Pisces - Poeciliidae), afectados de una enfermedad que se manifiesta en forma de puntitos blancos sobre las escamas del pez. Dicha enfermedad es ocasionada por el protozoo Ichtyophthirius multifiliis Fouquet (Ciliata - Hymenostamidae).

El ciclo vital es el siguiente:

  1. Una fase bentónica enquistada de la cual se producen muchos individuos infestantes, piriformes y provistos de pestañas. Su tamaño en esta fase es de unas 30 a 50 micras.
  2. Atacan a los peces, estableciéndose entre su epidermis y su dermis.
  3. Se agrupan de 3 a 6 minando el cuerpo del pez, siendo ésta su fase adulta donde alcanza un tamaño de hasta 1 mm. En esta fase se nutren de jugos tisulares y restos de células epidérmicas del animal. De aquí se desprenden yendo al fondo del estanque, donde empieza su ciclo nuevamente.

Ichtyophthirius multifiliis Fouquet constituye una gran amenaza para industria piscícola. Ha sido reportado en China, Inglaterra, toda Europa, la India, Australia y Norte América, siendo éste el primer reporte para la República Dominicana, no obstante de ser una plaga frecuente en nuestros acuarios.

Carlos Manuel Rodríguez
Museo Nacional de Historia Natural

11 de abril de 1980

[Arriba]


np 12/80

Neritopsis atlantica en aguas dominicanas

El 27 de noviembre de 1979, mientras estaba buceando con equipo Scuba en La Caleta, cerca del Aeropuerto de Las Américas, colecté un ejemplar muerto de Neritopsis atlantica Sarasúa, 1973.

Hasta ahora sólo se conocían cuatro ejemplares colectados entre arenas de dragado a profundidades de 15 y 20 m al norte de la provincia de La Habana, Cuba.

El ejemplar dominicano de La Caleta se encontró a una profundidad de 25 m en las arenas que rellenan los canales que hay en los arrecifes coralinos.

Estas dos distintas localidades podrían indicar una más amplia distribución en el área del Caribe.

La concha se parece a una Nerita blanca y delicada, ornamentada con numerosos cordones espirales nodulosos. La abertura es grande y el ombligo es profundo, dándole una apariencia similar a Vanikoro. La concha mide 8.3 mm de largo y 8.8 mm de ancho.

El opérculo es desconocido pero se presume que es similar al de Neritopsis radula (Linné, 1758) del Indo-Pacífico, que es la única otra especie viviente que se conoce de este género.

Estas dos especies pertenecen a la familia Neritopsidae y forman un grupo primitivo de gastrópodos, conocidos principalmente por fósiles del Devónico al Mioceno, que actualmente está en vías de desaparecer.

El ejemplar fue depositado en la colección del Museo Nacional de Historia Natural, con el número MNHNSD 1397.88-1.

David G. Robinson
Cuerpo de Paz y
Museo Nacional de Historia Natural

15 de abril de 1980

[Arriba]


np 13/80

Primera cita de Gobioides broussonneti en el país

Nos place informar a los interesados en la ictiofauna dominicana que el pez Gobioides broussonneti Lacépede (Pisces - Gobiidae) fue recolectado en la desembocadura del río Ozama, Santo Domingo, D.N., el 14 de abril de 1980.

El pez era ya conocido por el nombre común de "anguilla" en algunas localidades de la costa sur de la República, pero este es el primer registro científico de su presencia en nuestro país.

Fue recogido por Miguel Ramírez y depositado en la colección del Museo Nacional de Historia Natural.

Francisco X. Geraldes y Carlos Ml. Rodríguez
Museo Nacional de Historia Natural

15 de abril de 1980

[Arriba]


np 14/80

Evidencia de anidamiento del tinglar en la República Dominicana

El status reproductivo del Tinglar (Dermochelys coriacea) en la República Dominicana no había sido propiamente documentado, aunque se sabía por entrevistas realizadas con pescadores, marinos e inspectores de costa, que esta especie de tortuga marina anidaba en varias localidades de la costa norte, noreste, sur y suroeste.

Tuvimos la oportunidad de encontrar la primera evidencia de anidamiento de Dermochelys en la isla durante un viaje realizado del 30 de agosto al 1ro. de septiembre de 1976 a las playas Inglesa, Mosquea y San Luís, ubicadas al SE de Oviedo, en busca de tortugas que estuvieren anidando y de comprobar el potencial de esas playas para el anidamiento de dichas tortugas.

Asistido por D. G. Robinson y un pescador local familiarizado con la recolección de huevos y captura de tortugas en proceso de anidamiento, encontramos el 31 de agosto, restos óseos de tres especies (Dermochelys, Eretmochelys y Chelonia) dispersos a lo largo de la Playa de Mosquea. Los ejemplares habían sido muertos cuando subían a la playa, cuando excavaban el nido o cuando ponían los huevos. De éstos, pudimos identificar cuatro osamentas correspondientes a Tinglares, incluido uno muerto recientemente cuando excavaba el nido. La muerte de todos ellos fue producida por fractura del cráneo y, a juzgar por los cortes observados en los huesos, se pensó que la carne, aunque no es tan preciada como la de Eretmochelys y la de Chelonia, había sido removida para ser consumida.

La información obtenida mediante entrevistas con pescadores de la región y las observaciones realizadas durante los trabajos de campo sugieren que las playas mencionadas son de gran importancia por el posible alto número de Dermochelys que anida en ellas.

José Alberto Ottenwalder
Museo Nacional de Historia Natural

18 de abril de 1980

[Arriba]


np 15/80

Nidos de carpintero en una barranca

El 5 de abril de 1980, en una expedición del Museo Nacional de Historia Natural para estudiar la formación Gurabo del Mioceno, en las barrancas del río Ámina, me encuentro con un fenómeno de adaptación hasta ahora no conocido en República Dominicana: una colonia de carpinteros Melanerpes striatus (Aves - Picidae), anidando en una barranca, arcillo-arenosa, de unos 20 metros sobre el nivel del río. Se conocían nidos de carpintero en palma real (Roystonea hispaniolana), en cana (Sabal umbraculifera), en coco (Cocos nucifera), e incluso en postes de madera del tendido eléctrico, pero nunca los había observado en barrancas, no obstante haber visitado innumerables barrancas e incluso esta misma en muchas ocasiones.

Es de notar que cerca de esta barranca hay grandes árboles de gri-grí (Bucida buceras), palmas reales, etc.

Las dos barrancas que están aguas arriba del paso de Potrero a Higüerito de Peñuela, en la provincia Valverde, tienen cada una de 6 a 10 parejas anidadas. Cerca de los nidos se encuentran semillas de palma real y de un pequeño arbusto de una mirtácea.

Un mes más tarde, el 5 de mayo de 1980, en otra expedición, se pudieron sacar fotografías de los carpinteros en la entrada de sus nidos.

Nos acompañó el Padre Julio Cicero, Padre Andrés Benitez y Luis M. Marcano.

Eugenio de Jesús Marcano F.
Museo Nacional de Historia Natural y
Universidad Autónoma de Santo Domingo

6 de mayo de 1980

[Arriba]


np 16/80

Camarón saltarín no reportado para Dominicana

Como siempre, aparecen especies no reportadas en los catálogos de nuestra rica fauna. El 7 de agosto de 1978, visitando de nuevo el Arroyo Salado que pasa cerca de La Entrada, en la provincia María Trinidad Sánchez, me detuve a colectar los abundantes camarones vulgarmente llamados "saltarines" que pueblan las orillas de nuestros ríos.

A simple vista, el saltarín de La Entrada se parece mucho al saltarín común, Xiphocaris elongata (Guerin-Méneville), y es también Tipo Arthropoda, Clase Crustacea, Orden Decapoda, Familia Atyidae. El estudio detallado revela diferencias notables, que lo ponen en el género Syncaris. Las diferencias más notables son: Xiphocaris con exópodos y carpos de las quelas pequeños, menos de la mitad de la quela; Syncaris no tiene exópodos y los carpos de las quelas son grandes, más de dos veces el tamaño de las quelas. También difiere notablemente la forma y dientes del rostro y el tamaño y forma de los ojos. Syncaris no está reportado para la isla Española ni para Jamaica. Quizás pronto se pueda tener más información sobre la especie o especies de este género que ahora se reporta para nuestra isla.

Julio Cicero, s.j.
Instituto Politécnico Loyola

15 de mayo de 1980

[Arriba]


np 17/80

Nuevo récord de anidamiento del Tinglar (Dermochelys coriacea) en la República Dominicana

El anidamiento del Tinglar en la República Dominicana no había sido comprobado hasta 1976 (Ottenwalder, J. A. 1980, np 14). Posteriormente, se han conocido nuevas localidades de anidamiento y reportes de ejemplares, que han ampliado su distribución (Ottenwalder, en preparación), incluyendo una extensa zona de playa en la región noreste del país donde se supone que anida Dermochelys en buenos números (A. Carr, comunicación personal). En una localidad de esta misma zona se encontró a principios de abril, el cuerpo descompuesto de un Tinglar que fue muerto al salir a la playa para anidar. En la misma playa se obtuvieron además restos óseos de dos ejemplares adicionales muertos con anterioridad a la actual estación reproductiva (J. P. Ross, comunicación personal).

A poco tiempo de haberse iniciado la época de puesta de 1980, un Tinglar fue capturado el pasado 12 de abril en la playa de Haina (también Playa de Manresa, Playa Roja o Playa del Castillo). El ejemplar fue descubierto a las 2:30 a.m. por marinos de la base naval y empleados del puerto de Haina, mientras excavaba el nido y se aprestaba para depositar los huevos.

Pesada en la balanza del muelle, se determinó un peso de 850 libras. Se obtuvieron las siguientes medidas (en línea recta): longitud total 228 cm, incluyendo abertura genital-cola (15 cm); longitud del carapacho 169 cm; ancho del carapacho 98 cm; plastron 130 cm.

El ejemplar fue anillado por nosotros (MS 4506, 4509 y 4510) y liberado ese mismo día en horas de la mañana, gracias la intervención de la Jefatura de la Marina de Guerra y del Departamento de Recursos Pesqueros de la Secretaría de Agricultura, representados por el Cap. Narciso Almonte, por la protección dada al animal. Queremos agradecer también al señor Juan Martín Santoni, por informarnos a tiempo y asistirnos hasta que el Tinglar fue liberado.

José A. Ottenwalder y Carlos Sanlley C.
Museo Nacional de Historia Natural y
Parque Zoológico Nacional

6 de junio de 1980

[Arriba]


np 18/80

El género Margaritaria L. f. en la Hispaniola

El número de especies para la Isla de Santo Domingo del género Margaritaria L. f. (Euphorbiaceae) se eleva a tres, según se desprende de la magnífica monografía que sobre este género publicó el Dr. Grady L. Webster en el Journal of the Arnold Arboretum, vol. 60.4: 403-444. 1979.

Estas tres especies son las siguientes:

  1. M. nobilis L. f. [Phyllanthus nobilis (L. f.) Mueller-Arg.]
  2. M. hotteana (Urban & Ekman) Webster [Ph. hotteanus Urban & Ekman]
  3. M. tetracocca (Baillon) Webster [Wurtzia tetracocca Baillon]

Esta última especie había sido solamente descrita para la isla de Cuba con el nombre de Phyllanthus virens (Griseb.) Mueller-Arg. Y también con otros binomios que han pasado todos a la sinonimia.

En nuestra isla fue recolectada por el inmortal Ekman (No. H-9234) en el Massif de la Hotte, grupo central, St. Louis du Sud, Bonnet-Carré, ca. 1150 m. alt., Dept. du Sud, Haití.

José de Jesús Jiménez A.
Taxónomo Botánico

10 de junio de 1980

[Arriba]


np 19/80

Mariposas en El Número (Azua). I

Al estudiar el área de El Número (Azua) desde 1965 a 1975, pude determinar la existencia de un número notable de especies de Lepidópteros (Rhopalocera) residentes allí. Es interesante como, a pesar del clima desértico, la región puede mantener y servir de criadero a un número tan elevado de especies y géneros.

Aquí se ofrece una lista de las especies de la familia Nymphalidae que pueden ser consideradas residentes.

Asterocampa idya Huebner
Anaea troglodyta Fabricius
Anaea verticordia Huebner
Anaea johnsoni Avinoh & Shoumatoff.
Marpesia eleuchea dospassosi Munroe
Miscelia antholia Godart.
Hamadryas februa Huebner
Lucina sida torrebia Ménétriés
Eunica tatila tatilista Kaye
Eunica monima Cramer
Hypolimnas misippus Linnaeus
Junonia evarete zonalis Felder
Anartia jatropa saturata Staudinger
Siproeta stelenes stelenes
Antillea pelops Drury
Euptoieta hegesia hegesia Cramer
Euptoieta hegesia watsoni Comstock
Euptoieta hegesia domingensis Cucurullo
Euptoieta claudia Cramer

Dr. Luis Marión Heredia
Museo Nacional de Historia Natural

17 de junio de 1980

[Arriba]


np 20/80

Árboles maderables introducidos en el país. I

Tiene gran importancia para el conocimiento de la flora dominicana, y para mantener al día los catálogos de plantas, tener datos concretos de las plantas introducidas como son: de dónde vienen, quién las trajo, para qué fines, dónde se encuentran, etc. Tienen especial importancia los árboles maderables, porque conservan los suelos, fijan energía en su madera y contribuyen a mejorar los ecosistemas.

Los árboles introducidos por la Dirección General Forestal y de los cuales hay constancia en los registros de esa institución se dan a continuación en orden sistemático:

Pinaceae
Nombre científico Nombre vulgar Fecha de introducción Lugar de origen Lugares donde crece
Pinus caribaea Morelet var. bahamensis Barr. & Golf. ? 1970 ? Manabao (Jarabacoa)
Pinus caribaea Morelet var. hondurensis Barr. & Golf. Pino hondureño 1968 Honduras Británica y Honduras Los Alcarrizos (D.N.); Catarey - Los Mogotes (Villa Altagracia); Piedra Blanca (Bonao)
Pinus elliottii Engelm. Pino elioti 1970 Estados Unidos Manabao, El Guayabo, La Pita (Jarabacoa); y en El Río (Constanza)
Pinus halepensis Mill. ? 1974 España Barahona
Pinus insularis Endl. Pino insularis 1970 ? Manabao
Pinus montezumae Lamb. Pino Montezuma 1975 México Sabana Clara (Restauración)
Pinus oocarpa Schiede Pino ocarpa 1970 Guatemala Sabaneta, El Guayabo, La Pita (Jarabacoa); El Río (Constanza)
Pinus patula Schiede & Deppe ? 1971 ? Loma de la Sal y Manabao (Jarabacoa)
Pinus radiata Don. ? 1976 Estados Unidos Constanza
Pinus taeda L. Pino taeda 1970 Estados Unidos Sabaneta, El Guayabo, La Pita (Jarabacoa); El Río (Constanza)

Guillermo Basilis
Silvicultor

25 de junio de 1980

[Arriba]


Índice de naturalista postal