Estudios

Flórula de la Isla Beata

Eugenio de Jesús Marcano Fondeur y Julio Cicero, S.J.

Octubre de 1978

El Museo Nacional de Historia Natural fue invitado por el Museo del Hombre Dominicano para participar en una excursión científica a la isla Beata, en unión de la Marina de Guerra Dominicana y del Grupo de Investigaciones Submarinas (GIS).

Llegamos a la isla en la mañana del día 20 de octubre de 1978, y como se nos encomendó el estudio de su Flora, iniciamos seguido nuestras observaciones.

La flora de la isla Beata no ha sido bien estudiada, pues los botánicos que la han visitado permanecieron allí sólo unas pocas horas y como es del conocimiento de todos es muy difícil caminar por su suelo rocoso, pero en este informe comentaremos las recolecciones así:

1922 En este año el botánico C.H. Ostenfel realizó la primera recolección de plantas de la isla Beata y entre otras también colectó algas marinas.
1929 Fue el año en que visitaron la isla Beata los botánicos David Fairchild y P.H. Dorsett, colectando un número muy reducido de plantas.
1950 Año en que el botánico R.A. Howard realizó la más importante recolección de plantas de dicha isla.
1955

El 27 de marzo, visitó la isla Beata el Prof. Eugenio de Js. Marcano F. por muy breve tiempo y se recolectaron algunas plantas, pero a pesar de lo pequeña que fue la herborización se incorporaron a la lista de plantas de Beata las siguientes:

Mesechites angustifolia (Poir) Miers.
Dipholis salicifolia (L.) DC.
Capparis flexuosa L. var. saligna (Vahl) F. & R.
Eragrostis ciliaris (L.) Link.
1956

El 26 de marzo visitaron la isla Beata el Dr. José de Js. Jiménez A., Luis Ariza Julia y Eugenio de Js. Marcano F., la estadía en la isla fue de un día pero la recolección aportó plantas no reportadas por los botánicos que anteriormente visitaron la isla, entre otras plantas tenemos:

Sida acuminata DC.
Tabebuia microphyla (Lam.) Urb.
Mimosa domingensis (Bert) Benth.
Reynosia uncinata Urb.
Dendropemon marginatus (SW.) Steud.
Bastardia viscosa (L.) H.B.K.
Catalpa domingensis Urb. & Ekm.

Como dato importante fue en aquella excursión cuando reportamos la localización de un residuario indígena, en la parte oeste de la isla Beata, detrás de la gran barrera de conchas de Strombus gigas depositadas por los indios; en aquella oportunidad recogimos fragmentos de cerámica y olivas ralladas, las que se entregaron al Dr. Emile de Boyrie Moya, en ese entonces Director del Instituto Antropológico Universitario de la Universidad de Santo Domingo.

1978

En esta oportunidad, y tal como dijimos más arriba, visitamos la isla Beata el Padre Julio Cicero, S.J. y Eugenio de Js. Marcano F., y en sólo un día de trabajo pudimos colectar una gran cantidad de plantas interesantes.

Para realizar las colecciones visitamos en la tarde del primer día 20-X-78 la playa al oeste de la isla y trabajamos entre la línea formada por la barrera de conchas de lambí, Strombus gigas, (agrupadas allí por los indios cuya existencia ya habíamos informado en 1956) y sólo nos alcanzó la tarde para llegar hasta el pie del primer farallón de rocas calizas Pleistocénicas, que forman el centro de la isla.

El suelo en esta parte está formado de arena de playa mezclada con los restos de plantas descompuestas lentamente, las plantas se notan bien desarrolladas y alcanzan gran tamaño, como la corriente de aire no las afecta, crecen erguidas, no así las que nacen en el farallón y en otra parte de la isla.

La segunda recolección de plantas la realizamos el día 21-X-78 (sábado) y fue desde la costa norte hasta la noroeste, aquí las plantas crecen entre las fisuras de las rocas calizas y próximo al noreste las plantas crecen en una extensa zona arenosa junto a la playa.

Es interesante comentar que fue aquí donde se encontraron los Zephyranthes bifolia creciendo a cero metro sobre el nivel del mar. Estos Zephyranthes, colectados por R.A. Howard en 1950, sin flores, ahora estaban empezando a florecer y son de color naranja y hojas grandes, muy semejantes a la variedad que crece en Peralta de Azua y diferentes de los de Cabo Rojo, de flores rojas o rosadas y hojas pequeñas, que son los más próximos geográficamente.

La tercera y última excursión fue al centro de la isla, aunque la flora aquí es muy variada, es difícil caminar por encima de las rocas que forman el suelo de Beata, la vegetación aquí es arbustiva y espinosa, y crece en las cavidades formadas en la roca, que contienen restos vegetales en descomposición.

Es importante señalar que en esta oportunidad las recolecciones se hicieron cubriendo mayor extensión por sobre las rocas, lo que nos permitió reportar entre otras novedades el encuentro de la gramínea Botriochloa bladhii (Retz) S. T. Blake, resultando ésta la primera vez que dicha planta es citada para las Antillas.

Esta planta, según lo publicado por el Dr. José de Js. Jiménez, en Naturalista Postal No. 24/79, es oriunda de Asia Tropical y subtropical, Australia e islas del Pacífico, también la cita como introducida al Estado de Texas, donde la usan como forraje.

Entre las plantas no citadas hasta esta recolección tenemos:

CULTIVADAS
Cassia angustifolia Vahl.
Citrus aurantifolia var. mexicana
Cocos nucifera L.
Jatropha gossypifolia L.
Ipomoea batatas (L.) Lam.

SILVESTRES
Acacia macracantha H. & B.
Bunchosia linearifolia P. Wils.
Cissampelos pareira L.
Crescentia sp. (quizás nueva cita para el país).
Calactia striata (Jacq.) Urb.
Terminalia catappa L.
Thouinia domingensis Urb. & Radlk.

De acuerdo con las tablas 1 y 2 la flora de la isla Beata, recolectada hasta hoy, se resume así:

Monocotyledonae: 8 familias, 19 géneros y 26 especies.

Dicotyledonae: 56 familias, 124 géneros y 171 especies.

En vista de lo poco que sobre la flora de la isla Beata se ha escrito y en conocimiento de la importancia que para el país tiene su estudio, recomendamos que la Marina de Guerra Dominicana, en unión con las instituciones más arriba citadas, continúen el estudio completo de las Ciencias Naturales de la isla Beata.

Arriba

Vea los listados de:
Familias y Géneros Especies

Estudios