Estudios

La Flora Apícola de la República Dominicana

Informe sobre la
Flora Apícola Dominicana

Eugenio de Jesús Marcano Fondeur

Santo Domingo, D.N.
1ro. de Octubre de 1973


III. La Zona Sur

Resumen General de la Zona
Apiarios visitados 103 con 5,070 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 247 con 11,480 colmenas

Primera observación

Azua - Peralta - Tábara Arriba - Padre Las Casas - Guayabal - Bohechío - Yaque - El Guanito - Vallejuelo - El Cercado - Hondo Valle - Matas de Farfán

Desde Hatillo de Azua a Tábara Arriba, la flora es típica del Bosque seco Subtropical (Bs-S); aquí la flora apícola es muy interesante y si los apicultores han fracasado en la cría de las abejas se debe a la poca atención que le han dispensado; por ejemplo: no le sirven agua, obligándolas a morir de sed o agotadas de ir lejos en su búsqueda, o si no ahogados en un pozo o quemadas por las amas de casa cuando van a robarles su agua.

En esta extensa zona, previa instrucción al campesino, se pueden instalar más de 30 apiarios de 40 unidades cada uno, además de modernizar los 10 apiarios descuidados que encontramos. Se debe preferir para la instalación de los apiarios que estén lejos de los cultivos y próximos a las montañas.

Desde el Cruce de Peralta hasta La Altagracia, la flora es muy pobre y apenas sirve para sostener las abejas silvestres pero entre Barro Abajo y Peralta es una zona con flores muy melíferas, por lo que recomendamos instalar 5 apiarios de 40 unidades cada uno, más los existentes, que en esta zona encontramos 6 muy modernos. La flora se describe con el número 1 en el cuadro Sur.

La zona comprendida entre Tábara Arriba y Padre Las Casas tiene el mismo tipo de bosque y flora apícola, pero hay que tener cuidado con instalar nuevos apiarios, pues hay cultivos donde se usan pesticidas.

En la región comprendida entre Padre Las Casas y Guayabal y entre Padre Las Casas y Bohechío y ya en el Bosque húmedo Subtropical (Bh-S), los apiarios nuevos a instalarse pueden pasar de cincuenta colmenas cada uno, siempre que estén lejos de los cultivos donde acostumbran usar pesticidas en exceso.

En esta extensa zona, su flora apícola es abundante y excelente y se mantiene todo el año. Ver la lista número 2 del cuadro Sur.

Nos llamó la atención que en esta región solamente encontramos 12 apiarios con más de 500 colmenas y al indagar el porqué de tan pocos apiarios, todos los campesinos manifestaron que una de las causas era el temor a las picadas, y a la poca campaña educativa que por allí se ha hecho con el objeto de entusiasmar a los agricultores.

Desde Bohechío, Sabana Mula a Cortés y de allí a Guanito, la flora es escasa pero permite modernizar los apiarios existentes, siempre que se instalen lejos de los cultivos y sembrarle bellacima que por allí prospera muy bien; también tenerle agua y otros cuidados para evitar el pillaje. Por aquí visitamos 6 apiarios con 235 colmenas.

De Guanito a Yaque, la flora es excelente, igual que el número 2 del cuadro Sur, y encontramos 10 apiarios con más de 800 colmenas pero, a pesar de la gran cantidad de abejas, recomendamos:

  1. Distribuir los apiarios muy poblados, en grupos de 50 unidades;
  2. Modernizar los apiarios pequeños; y
  3. Instalar 10 nuevos apiarios.

De Guanito al río Mijo es una zona buena y después de modernizar los apiarios existentes (4 con 350 colmenas) se pueden instalar 3 nuevos.

Del río Mijo a San Juan de la Maguana y de allí a Vallejuelo, la flora apícola es muy pobre y el agua muy escasa; sólo vimos algunos "troncos" con una producción muy pobre. No recomendamos la instalación de nuevos apiarios.

De Vallejuelo a Jorgillo no es zona de cría de abejas pero en Jorgillo la flora mejora y se puede instalar algunos apiarios próximo a la Sierra de Neyba, y modernizar los 4 que, con 90 colmenas, encontramos.

De El Cercado a Juan Santiago, la vegetación cortada para hacer conucos aunque es grande, la flora apícola es regular y permite instalar más de 3 apiarios y modernizar los dos que encontramos.

De Juan Santiago a Hondo Valle la flora es más interesante, numerosa y estable, aunque aquí no existen apiarios pues todos fueron descuidados cuando la miel tenía poco valor. Es una zona donde se pueden instalar más de 10 apiarios nuevos con 40 colmenas cada uno, siempre que para los meses de mucha lluvia (abril, mayo, septiembre y octubre) se les tenga flores próximas al apiario tales como bellacima, lipia, girasol, etc.

Desde El Cercado a Las Matas de Farfán, la flora es buena pero escasa mas permite modernizar los 6 apiarios que con 980 "troncos" existen.

Resumen
Apiarios encontrados 60 con 2,345 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 101 con 4,700 colmenas

Arriba

Segunda observación

Las Matas de Farfán - Elías Piña - Los Rinconcitos - Pedro Santana - Matayaya - Sabana Mula - Yabonico

Desde Las Matas de Farfán a Elías Piña y desde allí hasta Puello, la flora es muy escasa y pobre por lo que apenas puede mal sostener los apiarios existentes.

Esta escasez de plantas apícolas se debe a lo extenso que son los cultivos de frutos menores.

A partir de Puello, Los Rinconcitos, Sabana Cruz, Bánica, Pedro Santa, El Hoyo, hasta Arroyo Salado en Higüero, toda esta zona es rica en flores para las abejas y muy melífera según el cuadro Sur No. 3.

A pesar de que sólo visitamos 6 apiarios, uno de ellos muy moderno, esta zona resiste la instalación de por lo menos 20 apiarios de 50 unidades cada uno, recordando que por aquí el agua es muy escasa.

Aunque la flora es muy abundante y como es zona de transición entre el Bosque húmedo Subtropical (Bh-S) y el Bosque seco Subtropical (Bs-S), se debe recomendar la siembra de bellacima.

La distancia entre Arroyo Salado y Matayaya no es buena para cría de abejas.

Los cultivos de frutos menores hacen que la zona entre Las Matas de Farfán y Yacahueque no sea apropiada para la cría de abejas, pero desde aquí hasta Sabana Mula la vegetación aumenta, convirtiendo la zona apta para la apicultura. Las plantas principales son caracolí, candelón, guayacán, carga agua, taquito, tabacuelo, etc.

En esta zona sólo visitamos un apiario con 15 colmenas. Se pueden instalar dos más, con 40 colmenas cada uno.

De Pedro Corto a La Ceiba, la flora es escasa pero a partir de allí hasta Yabonico, la flora está escrita con el No. 4 en el cuadro Sur.

Resumen
Apiarios encontrados 7 con 275 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 22 con 1,080 colmenas

Arriba

Tercera observación

Azua - Barahona - Oviedo - Pedernales - Barahona - Cabral - Polo - El Peñón

La región comprendida entre El Quince de Azua y Canoa es una zona pobre aunque existen 3 pequeños apiarios muy rústicos con una sola cosecha durante la floración del cambrón, el que crece en abundancia, pero fuera de esa planta la flora apícola es muy escasa.

En caso de instalar algún apiario, éste no debe pasar de 30 colmenas e instalarlo próximo a los cultivos que prosperan junto al río Yaque del Sur, siempre que en estos no se usen pesticidas.

Desde Canoa al cruce del río Palomino sólo existen cultivos de plátanos y caña de azúcar, lo que no permite fomentar abejas.

Del cruce del río Palomino a Barahona, la flora se hace más variada y permite aumentar y modernizar los dos apiarios existentes (2 con 50 troncos).

Pasado Barahona hasta Enriquillo, la flora apícola es muy abundante y variada y, formando un triángulo con Polo, es una región inmensa donde se pueden instalar más de 40 apiarios de 50 unidades cada uno, más modernizar los 5 que visitamos con unas 150 colmenas.

La flora en parte es del Bosque húmedo Subtropical (Bh-S) y en parte del Bosque muy húmedo Subtropical (Bmh-S), así como algunas plantas del Bosque seco Subtropical (Bs-S), tal como aparecen en el cuadro Sur con el No. 2.

De Enriquillo a Oviedo y desde aquí hasta Los Tres Charcos, es una zona con buena flora apícola pero en las plantaciones de algodón se usan muchos pesticidas, lo que convierte esta región en zona de peligro para las abejas.

De Los Tres Charcos hasta 30 km. antes de Pedernales y de ambos lugares hasta Cabo Beata, la flora apícola es riquísima pero el agua es muy escasa, mas si se atiende a esto, se pueden instalar más de 50 apiarios de 40 colmenas cada uno. Sólo encontramos tres apiarios con unos 360 "troncos". Además de agua, se debe establecer el de ayudar las abejas con alimentos suplementarios y sembrar bellacimas.

Esta zona, bien estudiada, es la de más porvenir para la cría de abejas, pues no hay posibilidad de que la flora se achique, ya que allí no existe agricultura; sólo los carboneros hacen algunos estragos.

Próximo a la costa existen también grandes cantidades de mangles.

Los terrenos comprendidos entre la carretera de la Alcoa a Pedernales, aunque la flora es regular, no se presta para cría de abejas porque no es estable y no hay agua.

En Las Mercedes, la flora es buena pero existe un apiario con más de 300 colmenas que las tiene saturada; también le falta agua.

Desde Pedernales a El Manguito, la flora es pobrísima pero a partir del río Mulito hasta Don Juan, y en las Colonias Mencía, La Altagracia y Aguas Negras, la flora apícola es excelente pero existen tres grandes apiarios con más de 800 colmenas mal atendidas que tiene saturada la flora. Lo recomendable sería distribuirlas; de lo contrario, todo crédito concedido será perdido y los campesinos, disgustados y más pobres.

Desde el cruce del río Palomino a Cabral y desde allí hasta El Firme, la vegetación es muy buena y abundante lo que, además de modernizar los 10 apiarios visitados, permite instalar más de 20 apiarios de 50 colmenas cada uno.

Las plantas melíferas son las siguientes: cambrón, muñeco, cacheo, coco, almácigo, quenepa, uvillo, saona, guayacán, vera, chicharrón, bejuco de costilla, bejuco de indio, abrazapalo, barrilla, olivo, pié de chivo, guaconejo, etc.

Pasado El Firme y hasta Polo, la vegetación es excelente y variada, permitiendo la instalación de muchos apiarios, según dijimos en la observación anterior, siempre que se suministre agua a las abejas.

De Cabral a El Peñón, es una zona muy pobre en flora apícola y, por lo tanto, no propia para la cría de abejas, pero se pueden modernizar los existentes (2 con 40 colmenas) para aprovechar las plantaciones de coco.

Resumen
Apiarios encontrados 29 con 2,170 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 110 con 5,000 colmenas

Arriba

Cuarta observación

Cabral - Cristóbal - Duvergé - El Limón - Jimaní - La Descubierta - Tamayo - Vicente Noble

De Cabral a Duvergé la flora es escasa, sólo abunda el cambrón, por lo que no recomendamos instalar apiarios.

Desde Duvergé a Las Baitoas, la flora mejora y aquí encontramos en abundancia cambrón, candelón, coco, cana, cacheo, palma, mango. Aunque sólo visitamos 3 apiarios, se pueden instalar aquí 4 apiarios de 50 colmenas cada uno, e instalarlos próximo a los cultivos. Es recomendable sembrar bellacima.

Desde Las Baitoas a El Limón y hasta La Subida de Guzmán, es una zona nula pues la flora es escasa y sólo con la floración de cambrones habrá cosecha.

La Secretaria de Agricultura tiene un apiario de prueba y consideramos que pronto tendrá que cambiarlo de zona, o todas las abejas morirán de hambre (100 colmenas).

Desde La Subida de Guzmán a Jimaní, la flora mejora y se pueden instalar apiarios muy pequeños; por ejemplo, 3 de 50 colmenas cada uno, de ser posible próximo a los montes donde abundan los cacheos, siempre que se les suministre agua.

De Jimaní a La Descubierta y de allí a Galván de Neyba, es una buena zona para instalar no menos de 7 apiarios de 50 colmenas cada uno y mejorar los 4 que visitamos.

Desde El Salado de Neyba hasta Tamayo, y de aquí a Vicente Noble es una zona nula en flores de interés apícola, solamente cultivos de caña de azúcar y plátanos.

Resumen
Apiarios encontrados 7 con 280 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 14 con 700 colmenas

Arriba

Indice