Estudios

La Flora Apícola de la República Dominicana

Informe sobre la
Flora Apícola Dominicana

Eugenio de Jesús Marcano Fondeur

Santo Domingo, D.N.
1ro. de Octubre de 1973


II. La Zona Cibao

Resumen General de la Zona
Apiarios visitados 252 con 9,065 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 138 con 6,900 colmenas

Primera observación

Rincón de Yuboa - Piedra Blanca - Cotuí - Cevicos - Fantino - La Vega

Desde la Autopista Duarte, vía Rincón de Yuboa, el ecosistema corresponde al Bosque muy húmedo Subtropical (Bmh-S), y la flora ha sido cortada para fomentar potreros y cultivos de frutos menores, donde usan insecticidas, lo que hace esta región no apta para la cría de abejas, pero a partir de un puente que existe próximo a la escuela de Rincón de Yuboa, la flora apícola es excelente y muy visitada por las abejas.

En esta región existen tres apiarios grandes, pero sólo uno modernizado; si se mantiene la flora y se estimula la siembra de naranjas, como ya se ha iniciado, se puede recomendar la instalación de tres nuevos apiarios con más de 50 unidades cada uno y dividir en grupo de menor cantidad los existentes.

En esta región prosperaría la bellacima, la Lippia, la bija, el palo blanco y otras plantas como un refuerzo a la flora, pero no hace falta.

Ya en Piedra Blanca de Bonao, la vegetación es propia del Bmh-S con suelo laterítico resultado de la meteorización y descomposición de los terrenos del Cretáceo.

De Piedra Blanca a Cotuí, la flora es muy pobre; sólo en algunas montañitas crece una escasa vegetación que apenas permite sostener los pocos apiarios existentes, los que podrían modernizar (5 en total).

Pasado Cotuí, desde la sección de Sabana Grande Arriba hasta próximo a La Cueva de Cevicos, el bosque está formado por flores de gran utilidad para las abejas (ver el número 1 del cuadro Cibao).

Aquí los cinco apiarios existentes están muy bien atendidos pero todos en troncos; recomendamos la instalación de cinco nuevos apiarios de 50 unidades bien distribuidos y modernizar los que aquí se encuentran.

Desde La Cueva a Cevicos y de allí a Abadesa, la flora apenas sirve para sostener las colmenas silvestres y dos apiarios muy pobres; lo mismo podemos decir de la zona entre Cotuí a Fantino y de allí a La Vega.

Resumen
Apiarios encontrados 15 con 600 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 8 con 400 colmenas

Arriba

Segunda observación

Santiago - Tamboril - San Víctor - Moca - Villa Trina - Los Guayuyos - Los Bueyes - Villa Trina

En la primera parte del recorrido, hasta Moca, el bosque es una zona de transición al Bosque seco Subtropical (Bs-S) y la flora, aunque buena, es muy escasa, por lo que no se debe instalar apiarios en esta región, sólo mejorar los seis existentes.

Desde Moca a Villa Trina, el ecosistema corresponde al Bosque húmedo Subtropical (Bh-S) pero la flora apícola es muy escasa debido a que ha sido cortada para fomentar los cultivos de frutos menores y potreros, pero pasado Villa Trina tanto por el camino de Los Guayuyos como por el camino a Los Bueyes, la flora es excelente tanto por su abundancia como por la calidad y extensión.

En esta región encontramos 12 apiarios con 400 colmenas en "troncos" y sólo tres modernizados, pero todos en muy buenas condiciones. La flora está conformada como figura en el cuadro Cibao No. 2.

Nos permitimos extender esta rica zona apícola hasta la carretera San Víctor - Jamao Arriba, la que ya conocemos y recomendamos la instalación de más de 30 nuevos apiarios, siempre que se observe la distancia entre unos y otros.

En esta zona tan buena es conveniente ayudar las abejas en los meses de mucha lluvia con un poco de alimento o sembrarle flor de sol, Lippia, bellacima, auyama, ajonjolí, etc.

Una futura repoblación con árboles frutales o maderables tales como naranjas, palmas, café, guamas, jagua, corazón de paloma, pera criolla, aguacate, mango, pomos, bija, etc., convertiría esta ya rica zona en la mejor del país.

Resumen
Apiarios encontrados 18 con 500 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 30 con 1,500 colmenas

Arriba

Tercera observación

Santiago - San José de las Matas - Rincón de Piedras - Pedregal - Jánico

La flora apícola a todo lo largo de este recorrido es muy escasa y pobre, apenas permite el mantenimiento de los 8 paupérrimos apiarios que visitamos (130 colmenas).

Resumen
Apiarios encontrados 8 con 130 colmenas

Arriba

Cuarta observación

Santiago - San Víctor - Sabaneta de Yásica - Puerto Plata - Imbert - Navarrete - Santiago - Puerto Plata

Todo este recorrido fue en terrenos del Bosque húmedo Subtropical (Bh-S) y en el Bosque muy húmedo Subtropical (Bmh-S) y en la transición del Bosque seco Subtropical (Bs-S).

Desde Santiago al paraje de La Cabirma de Puesto Grande de Moca, la flora es escasa y sólo sirve para sostener los cuatro pequeños apiarios que existen.

A partir del paraje La Cumbre hasta el cruce del río Jamao, la flora apícola es excelente tanto por la cantidad como por la calidad y extensión, la que está anotada en el cuadro Cibao con el número 3.

Esta región completa una vasta zona apícola, donde pueden instalarse 15 nuevos apiarios de 50 colmenas cada uno, siempre que en los meses de mayo, junio y julio se les ayude con alimento para las abejas, pues las lluvias son muy abundantes. Si se desea, pero no es necesario, se pueden planta lipias, bellacimas, escopeta y chinolas. Aquí encontramos 6 apiarios, 3 de ellos muy modernos pero con una cantidad muy grande de colmenas (500 en total); fuera recomendable dividirlos.

Cruzado el río Jamao hasta Puerto Plata, la flora es buena pero muy escasa; no recomendamos instalar nuevos apiarios en esta región pero sí mejorar los existentes, los que encontramos en número de 11, algunos muy mal atendidos, con la cantidad de 500 colmenas. Fuera conveniente que todos los apiarios se trasladasen próximo a la Cordillera Septentrional.

De Puerto Plata a Altamira, la flora es muy pobre y no deben instalarse apiarios.

Entre Los Arroyos de Altamira a Guananitos y de allí a Los Hidalgos, lo mismo que entre La Lomota, Loma del Aguacate y Altamira, la flora es buena, pero visitamos 9 apiarios con 880 colmenas, algunos muy modernos pero todos con gran cantidad de abejas y muy cerca uno de otro; las plantas florecidas estaban todas saturadas de abejas, las que se notaban molestas por no encontrar néctar; por lo tanto no recomendamos instalar nuevos apiarios en esta región pero sí que se estudie la distribución científica de los existentes, de lo contrario todo crédito otorgado corre el riesgo de perderse.

Lo mismo se aplica a la región entre Altamira y más al Sur de Cañada Bonita; desde allí a Navarrete y luego a Santiago la flora es muy escasa debido a que los montes han sido talados y que en los cultivos son regados con insecticidas; los 6 apiarios que visitamos están en vías de extinción; si se piensa salvarlos deben trasladarlos más próximo a la Cordillera Septentrional.

Por la carretera Luperón, entre Palo Quemado y Tubagua, la flora apícola es muy buena y después de distribuir bien los existentes (5 con 450 colmenas), recomendamos la instalación de 10 apiarios con 50 colmenas cada uno.

Esta región puede extenderse hasta la zona muy buena de Jamao, pero para el Oeste debe tenerse mucho cuidado, pues existen varios apiarios que tienen saturada la flora que vegeta entre los potreros.

Resumen
Apiarios encontrados 41 con 2,630 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 25 con 1,250 colmenas

Arriba

Quinta observación

Mao - Cerro Gordo - Guayubín - Juan Gómez - Botoncillo - Sabana Cruz - El Manantial - Monte Cristy - Dajabón - Loma de Cabrera - Carrizal - Restauración - Río Limpio - Partido - Santiago Rodríguez - Mao - Laguna Salada - Villalobos - El Papayo - La Isabela - Los Hidalgos - Mao

Desde Mao a Guayubín por la vía de Cerro Gordo, la flora apícola es escasa pero buena y aunque existen 10 apiarios rústicos con 300 troncos, estos sufren muerte de sus abejas debido al uso continuo de insecticidas y yerbicidas que usan en los cultivos de tomates, arroz y tabaco y también por la falta de agua, por lo que si se desea mantener estos apiarios deben trasladarlos a Loma de Zamba, siempre que se les suministre agua y alimentos durante los meses de sequía: julio, agosto y septiembre.

De Guayubín a Juan Gómez, la flora aumenta algo, pero sólo sirve para sostener los 6 apiarios que con 480 colmenas existen, algunos modernizados pero casi todos en "troncos".

Esta zona melífera tradicional se ve ahora amenazada y llamada a desaparecer debido al uso excesivo de insecticidas en los cultivos. Si se desea salvar las abejas, debe estudiarse la posibilidad de trasladarlas más próximo a la Sierra de Monte Cristi (Cordillera Septentrional). Lo mismo puede decirse de la región comprendida entre Juan Gómez, Villa Sinda, Botoncillo hasta el paraje Las Baitoas, aunque existen 8 apiarios con 240 colmenas; aumentan los cultivos y los peligros son mayores por lo que recomendamos su traslado.

Pero desde Las Caobas a Sabana Cruz, El Papayo, El Manantial y desde allí hasta próximo a El Vigiador, la zona es muy buena; la vegetación aparece en el cuadro Cibao con el número 4.

Los meses pobres son julio, agosto y septiembre debido a la falta de agua y pocas flores, pero en la zona de cultivos se pueden sembrar flor del sol, maíz y bellacima, así como evitar durante ese tiempo el corte de las yerbas silvestres, las que siempre florecen, aún en ese tiempo.

Si se observan las reglas de separación de los apiarios y se les suministra agua, recomendamos la instalación en esta zona de no menos 30 nuevos apiarios de 50 unidades cada uno.

De El Vigiador a Monte Cristi, la flora es buena pero escasa debido al corte de los cambrones para quemar carbón; lo recomendable sería modernizar los que existen y, de ser posible, instalarlos más próximo a la Sierra de Monte Cristi, siempre que se les supla agua. Los apiarios encontrados son ocho con 300 colmenas en total.

Desde la ciudad de Monte Cristi a El Copey, la flora es buena pero escasa y la falta de agua resulta peligrosa para hacer la inversión que un nuevo apiario requiere; aquí encontramos seis apiarios con 250 colmenas pero con una producción muy pobre.

De El Copey, Manzanillo, Carbonera, hasta Cañongo, la flora melífera mejora notablemente; el agua es escasa pero permite modernizar los apiarios que existen no debiendo pasarlos de 40 colmenas cada uno.

Todo este recorrido lo hicimos en el Bosque seco Subtropical (Bs-S) y, en parte, en la transición al Bs-S.

Próximo a Dajabón, la flora mejora pero existe el riesgo de los insecticidas en los cultivos de arroz por lo que no recomendar nuevos apiarios en esta zona, aunque existen dos con 180 unidades.

Pasado Dajabón, sólo merece comentarse la zona de Monte Grande. Allí la flora apícola es muy buena y permite modernizar los 8 apiarios que visitamos y los que reunían unas 120 colmenas.

La flora melífera de esta zona aparece en el cuadro Cibao con el número 5. De Loma de Cabrera a Restauración, solamente entre La Garrapata, El Carrizal y Río Limpio se pueden mejorar los 10 apiarios que visitamos y que reunían entre ellos a 60 colmenas.

Desde Santiago de La Cruz a Partido, la vegetación es pobre pero permite modernizar los 4 apiarios, con 95 colmenas, que visitamos.

De Partido a Los Quemados visitamos 28 apiarios con unas 500 colmenas pero la flora es muy escasa; todo está bajo cultivo de maní. Fuera interesante modernizar los apiarios y trasladarlos próximo a los arroyos y montes de la Cordillera Central.

A partir de Los Quemados hasta próximo a Mao, la vegetación mejora y encontramos 6 apiarios, dos de ellos con una gran cantidad de colmenas (entre todos sumaban 300 colmenas).

Desde Mao a Esperanza y de allí a Laguna Salada, la flora apícola es casi nula y a duras penas sirve para sostener los 4 apiarios que con 90 colmenas existen, pero en Los Toros y El Carril, la flora mejora y sostiene dos apiarios con 100 unidades en total.

De Jaibón a Villalobos y de aquí a El Papayo, la flora permite modernizar y completar a 50 unidades los 20 apiarios, con 800 "troncos", que visitamos.

De El Papayo a La Isabela y de allí a Los Hidalgos, la flora es buena pero escasa y las abejas sufren mucho con los tratamientos a los cultivos. No recomendamos instalar nuevos apiarios sino modernizar los existentes (5 con 100 unidades).

Resumen
Apiarios encontrados 127 con 3,915 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 30 con 1,500 colmenas

Arriba

Sexta observación

Salcedo - Tenares - Los Cacaos - Blanco Arriba - Gaspar Hernández - Cabrera - Nagua - Sánchez - Samaná - El Limón - Las Terrenas - Nagua - Madre Vieja - San Francisco de Macorís - Tenares

La flora entre Salcedo y Tenares y desde allí hasta Los Cacaos es buena pero escasa; solamente permite modernizar los 6 apiarios que, con aproximadamente 300 colmenas, existen.

A partir de Los Cacaos hasta Blanco Arriba entramos en el Bosque muy húmedo Subtropical (Bmh-S), donde la flora apícola es muy buena y, después de modernizar los 5 apiarios que con 250 colmenas visitamos, recomendamos instalar 5 apiarios nuevos siempre que se haga próximo a las corrientes de agua y se le ayude sembrándoles plantas de crecimiento rápido para los meses de abril y mayo y para agosto y septiembre, preferiblemente Lippia, bellacima, escopeta, flor del sol, etc. La flora de allí aparece con el número 6 en el cuadro Cibao.

De Blanco Arriba hasta Gaspar Hernández y de allí hasta Río San Juan, la flora no permite la crías de abejas pues es muy escasa entre los potreros.

De Río San Juan a Cabrera y de allí hasta La Entrada, la flora es riquísima y aparece en el cuadro Cibao con el número 7.

En esta región sólo encontramos 4 apiarios con aproximadamente 100 colmenas y, después de modernizarlos, se pueden instalar 15 de 50 unidades cada uno, siempre que al hacerlo se protejan de los vientos predominantes en esa región. La época de pocas flores es mayo - junio.

Desde La Entrada a Nagua y de allí a Los Yayales, la flora es pobre, sólo algunos "troncos" fueron vistos, pero en el límite de la franja de cocoteros y el monte, es zona propicia para instalar algunos apiarios, teniendo cuidado con los cultivos donde usen insecticidas.

A partir de Los Yayales hasta Sánchez es buena pero escasa, mas como la zona es muy extensa se pueden instalar varios apiarios en todo el límite del Gran Estero y próximo a la costa (más de 10).

La flora apícola en toda la provincia de Samaná es muy buena pero debido a los cortes de árboles para el fomento de la agricultura, la ha reducido grandemente. Se dice, pero no lo pudimos comprobar, que el cacaillo es una planta muy melífera y que en años anteriores fue muy abundante.

No aparece la lista de plantas porque todas son comunes a las localidades anteriores.

De Sánchez a Samaná se encuentran más de 10 apiarios, los que se pueden modernizar e instalar 5 de 50 unidades cada uno.

De Samaná a El Limón, la flora disminuye pero los tres apiarios encontrados se pueden completar sin aumentar el número de apiarios.

Después de El Limón hasta pasado Las Terrenas, la flora es buena y soporta la instalación de no menos 5 apiarios de 50 unidades cada uno. De Las Terrenas a Sánchez también se pueden instalar más de 5 apiarios.

De Nagua a Madre Vieja, la flora apícola no existe, solamente se observan cultivos, pero pasado este lugar hasta San Francisco de Macorís, se pueden mejorar y completar a 50 colmenas cada uno de los 12 apiarios que vimos. Esta zona es melífera por tradición, pero al aumento de los potreros y el uso de pesticidas en los cultivos, ha hecho que disminuya el potencial apícola de la región; lo recomendable sería trasladar los apiarios lo más próximo a la Cordillera Septentrional.

De San Francisco de Macorís a Tenares no recomendamos instalar apiarios pues la flora es escasa pero se deben modernizar los 3 existentes.

Resumen
Apiarios encontrados 43 con 1,290 colmenas
Apiarios nuevos recomendados 45 con 2,250 colmenas

Arriba

Indice