Parque Nacional Jaragua

Esta área protegida fue declarada como Parque Nacional mediante decreto 1351 del 11 de agosto de 1983. Ocupa la porción sur del Procurrente de Barahona (en la provincia de Pedernales). Tiene una superficie de aproximadamente 1,543 km² entre áreas marinas, insulares, estuarianas, lacustres y terrestres.

Entre la variedad de hábitats que tiene este Parque Nacional, se encuentra un número de lagunas, como la de Oviedo, Salado Bucán, Bucán de Base, Laguna Salada, La Rabiza, Manuel Matos, Puerto en Medio, etc; así como ecosistemas insulares de gran importancia como las islas Beata y Alto Velo y los cayos Los Frailes y Piedra Negra.

La hidrología del Parque presenta la característica de que no existen corrientes de agua en toda el área, existiendo el flujo de aguas subterráneas hacia las costas oriental y occidental del Procurrente.

La flora de esta área es característica de la zona de vida Bosque Seco Subtropical (Bs-S) y tiene una significativa población de cactáceas y otras especies xerofíticas de regeneración lenta adaptadas a la alta radiación solar y la reducida precipitación pluvial. Como contiene un grupo de lagunas, también están presentes muestras de mangles.

Entre las especies vegetales de interés se encuentra el guanito de Cabo Rojo (Haitiella ekmanii) y la canelilla (Pimenta haitiensis), ambas especies endémicas al lugar. Próximo a la ciudad de Pedernales, se encuentra la mayor población de melón espinoso (Melocactus communis).

Cuchareta
Cuchareta

La fauna es muy interesante, con 130 especies de aves de las cuales 76 son residentes, 10 endémicas y 47 migratorias. La mitad de esas especies están asociadas al medio acuático, entre las que se destacan la gaviota Sterna fuscata, que anida en grandes colonias en Alto Velo; flamencos (Phoenicopterus ruber); cuchareta (Ajaia ajaja); coco blanco (Eudocimus alba); y otros. Los mamíferos están representados por el solenodonte (Solenodon paradoxus) y la jutía (Plagiodontia aedium), ambas especies endémicas y en peligro de extinción. Igualmente, existen 11 especies de murciélagos, incluyendo el murciélago pescador (Noctilio leporinus mastivus).

Los reptiles y anfibios tienen una amplia representación en el área, destacándose las dos iguanas endémicas de la Hispaniola, la rinoceronte (Cyclura cornuta) y la iguana de Ricord (Cyclura ricordi); la culebra Alsophis anomalus, de la isla Beata. Igualmente, se encuentran cuatro especies de tortugas marinas que vienen a desovar a sus playas: carey (Eretmochelys imbricata), tinglar (Dermochelys coriacea), caguamo (Caretta caretta) y la tortuga verde (Chelonia mydas).

Los recursos culturales e históricos del Parque Nacional pueden apreciarse en un número considerable de cuevas que guardan en su interior pictografías, petroglifos y vasijas.

El Parque Nacional Jaragua, junto a los Parques Nacionales Lago Enriquillo y Sierra de Bahoruco, constituyen las zonas núcleos de la Reserva de Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo, designada en noviembre del 2002 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Arriba

Ir a Categoría II

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.