Notas breves
Hogar » Bosques » Notas » Nota

Ir al contenido

Las plagas constituyen una 'amenaza sin precedentes' para los árboles del Reino Unido

3 de septiembre de 2012

Woodland, Buckinghamshire, Reino Unido (Foto: BBC)

La Comisión Forestal del Reino Unido ha advertido que los árboles de ese país se enfrentan a un "nivel de amenaza sin precedentes" por parte de plagas y enfermedades.

Todas las especies son vulnerables a ataques potenciales - desde robles ecológicamente vitales hasta especies ornamentales no nativas, tales como los cipreses de Lawson.

Cubierta de nuez de haya en el suelo del bosque (Foto: BBC)
Las plagas y enfermedades no nativas pueden afectar a largo plazo a la ecología forestal

El mayor riesgo, advierte, proviene de organismos no nativos, que - en su área de distribución natural - son mantenidos a raya por los depredadores naturales y las condiciones ambientales.

Sin embargo, si son capaces de establecerse en el entorno natural del Reino Unido, entonces con frecuencia no hay controles naturales para frenar su propagación, lo que resulta en un impacto potencialmente devastador en el paisaje.

En octubre de 2011, Caroline Spelman, Secretaria de Medio Ambiente del Reino Unido, puso en marcha el Plan de Acción para la Salud de los Árboles y Bioseguridad Vegetal, advirtiendo que millones de árboles se pueden perder en los próximos años a menos que no se tomen acciones urgentes.

La Comisión ha publicado recientemente una guía de bioseguridad, donde se ofrece asesoramiento sobre las medidas que se pueden tomar para evitar la propagación accidental de organismos nocivos en la ropa, calzado, vehículos, etc.

"El hecho de que somos una isla nos ha ayudado, porque estamos bastante empobrecidos en comparación con el continente europeo", explicó Hugh Evans, jefe de Investigación Forestal de Gales.

"Así que incluso las 20 millas de agua es suficiente para protegernos de las plagas que son muy peligrosas en el continente".

Pero nuestro relativo aislamiento ha tenido un costo, advirtió.

"Si las plagas pasan, entonces ellas llegan sin el espectro de enemigos naturales y eso es un elemento que puede hacer que el efecto en el país destino sea mucho peor que en el país de origen".

El crecimiento del comercio

Richard McIntosh de la Agencia de Investigaciones sobre Alimentos y Ambiente (Fera, por sus siglas en inglés) dice que el creciente volumen de comercio internacional es un motivo de preocupación.

Declive agudo del roble - árbol con chancros (Foto: Comisión Forestal)
  • Phytophthora ramorum - hongo patógeno que infecta al alerce japonés, especie de conífera de importancia comercial
  • Declive agudo del roble (AOD) - Una enfermedad agresiva bacteriana que puede matar a un árbol infectado en tan sólo cuatro o cinco años
  • Gran escarabajo de la corteza de abeto - se reproduce debajo de la corteza, lo que debilita el árbol infectado y, en casos extremos, puede causar la muerte del árbol
  • Muerte regresiva chalara del fresno - "una enfermedad grave de los fresnos", causada por un hongo llamado Chalara fraxinea, y puede matar a un árbol infectado
  • Cancro sangriente del castaño caballo - se presenta como un área que muere en la corteza yr que rezuma líquido. Si se extiende alrededor de todo el tronco, se corta el suministro de alimentos, matando al árbol

"El comercio es cada vez más global, y hay una diversidad cada vez mayor de plantas y material vegetal que se comercializan en todo el mundo", dijo.

"Hay ejemplos en los que las plagas o patógenos se han introducido, y es muy difícil de responder a ellas una vez que están dentro de la UE. La prevención es mucho mejor que curar, pero la identificación de todos los riesgos no es siempre la cosa más fácil de hacer".

Es probable que el patógeno más ampliamente publicitado sea Phytophthora ramorum, un organismo fúngico que se sospecha de haber sido introducido a estas costas a través del comercio de plantas. No existe ningún tratamiento; los árboles infectados tienen que ser cortados y extraidos del medio ambiente natural.

A pesar de que había estado presente en niveles bajos en el Reino Unido durante varios años, en 2009 se produjo un cambio repentino en el comportamiento del patógeno. Fue registrado infectando y matando a árboles de alerce japonés de importancia comercial en el suroeste de Inglaterra.

Fue la primera vez en el mundo que se había encontrado aP. ramorum en una especie de conífera. Desde entonces se ha registrado que afecta alerces en sitios en los cuatro países del Reino Unido.

John Morgan, jefe del Servicio de Sanidad Vegetal de la Comisión Forestal señaló: "Estamos todavía están llevando a cabo una política de reducción del nivel de la enfermedad para que se disemine más. Si, durante un número de años de tala, podemos reducir su propagación entonces podemos preservar lo que nos queda en cuanto a los alerces en los bosques."

El Dr. Morgan añadió que la enfermedad no se erradicaría: "Una vez que algo así se establece, entonces estamos simplemente llevando una política de contención. P. ramorum está definitivamente en el terreno de las estrategias de contención. Cuando se descubrió en los alerces, ya era demasiado tarde".

Invitados indeseables

Otra plaga que se introdujo en el Reino Unido como consecuencia de la actividad humana es el gran escarabajo de la corteza de abeto.

Adulto de gran escarabajo de la corteza de abeto (Foto: Comisión Forestal)
La introducción de un depredador natural ha demostrado ser un efectivo control del gran escarabajo de la corteza de abeto.

"Está claro que vino a este país a través de madera que no se desembarcó adecuadamente", dijo el profesor Evans.

"Lo interesante - y creo que esto es [una] historia algo típica - es que a pesar de que lo encontramos en el año 1982, nuestras investigaciones posteriores determinó que había estado en el país por lo menos 10 años antes de eso".

El escarabajo se reproduce bajo la corteza y destruye el cambium (una capa de tejido en crecimiento que produce nuevas células para llevar agua, azúcares y nutrientes por todo el árbol). Esto debilita el árbol, y en los casos más extremos, el daño puede matar al árbol.

Como parte de sus investigaciones, el profesor Evans dijo que los científicos identificaron rápidamente una posible opción de "bio-control". Introdujeron un depredador natural - otra especie de escarabajo llamado Rhizophagus grandis.

"Hemos podido traer ese escarabajo al país, conseguimos la primera licencia para la liberación de una especie no nativa bajo la Ley de Vida Silvestre y el Campo.

"Resultó ser un éxito increíble", dijo.

"[El gran escarabajo de la corteza de abeto] mató a bastantes árboles, pero después de que el depredador se introdujo y continuamos monitorándolo durante unos años, su población se ha reducido a un nivel relativamente bajo. Todavía se está expandiendo, pero el depredador parece estar siguiéndolo".

Evitando las plagas

El Dr. Morgan dijo que el Reino Unido las medidas de control abarcan cuatro etapas.

Árbol de la derecha muerto por Phytophthora lateralis (Foto: Comisión Forestal)
Una vez que una plaga o enfermedad se ha establecido, resulta prácticamente imposible de erradicar

"Tratamos de evitar que las plagas y enfermedades ingresen al país, y luego, si han llegado, cambiamos a una política de erradicación para tratar de evitar que se establezcan", dijo. "Si llegan a establecerse, tratamos de seguir una política de contención que es tratar de frenar o detener la propagación de la plaga. Por último, si todos los tres últimos esfuerzos han fracasado entonces operamos de manera que podamos vivir con la plaga o enfermedad en particular ".

Hay un varias maneras que permiten que los científicos sean capaces de seguir la propagación mundial o regional de una plaga o patógeno, tales como la Directiva de la UE sobre Salud Vegetal que requiere que las naciones notifiquen los brotes nuevos o agentes patógenos nuevos.

Otra forma de compartir datos entre los investigadores es a través de organismos como la Organización Europea Mediterránea de Protección Fitosanitaria y la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria .

"Ambas organizaciones cuentan con sistemas de notificación para que los países sean capaces de informar los acontecimientos que puedan ser de interés general", reveló Richard McIntosh de Fera.

"Hacemos un seguimiento a este tipo de informaciones, junto con información que podría estar saliendo a través de publicaciones, y también lo que estamos encontrando - como lo que estamos interceptando en las fronteras nacionales".

El sr. McIntosh dijo que esta información se utiliza para producir un documento conocido como Análisis de Riesgo de Plagas (ARP), que analiza los riesgos, los posibles impactos y el control de cada organismo dentro de un contexto británico.

Impacto más amplio

Roble en un bosque (Foto: BBC)
Los expertos recomiendan un "informe de seguimiento" para los robles del Reino Unido en medio de temores de un borte de la enfermedad holandesa del olmo.

Andrew Sharkey, jefe de gestión de bosques para el Woodland Trust, dijo que el impacto de las plagas y enfermedades a menudo tenía ramificaciones que se sentían más allá de los árboles individuales que eran infectados.

"Dos de nuestros sitios han sido afecta por [Phytophthora ramorum] ... así que tuvimos que cortar los alerce en esos sitios", dijo. "Nos sentimos bien con esto porque es una buena práctica, pero significa que se han interrumpido todos los planes previstos para esos sitios".

"Los alerces en uno de los sitios estaban en lo que llamamos 'antiguos bosques plantados', que estábamos tratando de restaurar de nuevo a bosques nativos", agregó. "Esto tiene un impacto inmediato en nuestro trabajo de biodiversidad y la planificación del trabajo".

En 2011, Keith Kirby de Natural England advirtió que el futuro bienestar de los árboles de roble en el Reino Unido se encontraba en una encrucijada debido a la amenaza potencial de una enfermedad conocida como Declive Agudo del Roble ("Acute Oak Decline" - AOD), que los expertos advirtien que podría ser devastadora para los árboles como la enfermedad holandesa del olmo.

El dr. Kirby dijo que las investigaciones estaban ayudando a arrojar más luz sobre la dinámica de la enfermedad misteriosa.

"Estamos cada vez más seguros de que es básicamente un problema bacteriano y que un escarabajo está involucrado en su propagación. Parece que el problema también se agrava si el árbol está bajo estrés", dijo.

"Pero no estamos muy avanzados en términos de saber exactamente que tan abundante y generalizada", agregó. "Por el momento, no se ve como si hubiera ido más allá de área de los Midlands Orientales y el sur de Inglaterra, de donde la mayoría de los registros han venido".

Como uno de los principales ecólogo forestal del Reino Unido, el Dr. Kirby dijo que la gente tenía que ser filosófica sobre el hecho de que la composición de los bosques iban a cambiar.

"No podemos tratar de mantener las mezclas que existían en el pasado", observó. "Tenemos que aceptar que habrán cambios y manejar la situación dinámica. Si usted tiene un entorno cambiante, no puede esperar que las comunidades y los conjuntos de especies de ambientes del pasado sobrevivam".

Índice de Notas

Autor de las páginas: José E. Marcano