Notas breves
Hogar » Bosques » Notas » Nota

Ir al contenido

Estudio muestra que los olivos pueden resolver la desertificación

12 de enero de 2013

Plantación de olivos
Plantación de olivos en Israel. Foto: Ezra Tzachor

La plantación de decenas de miles de olivos en zonas áridas de Israel ha demostrado ser muy beneficiosa, según un estudio que dijo que los árboles dan sombra a los animales, purgan el aire e incluso producen un excelente aceite de oliva.

El estudio fue realizado por la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea de Jerusalén, con la ayuda de la Organización de Investigación Agrícola. El Dr. Zohar Kerem, director del laboratorio de investigaciones sobre el aceite de oliva del instituo de bioquímica de la escuela y quien participó en el estudio, explicó que dieron seguimiento a plantaciones de árboles en zonas desérticas de Israel.

"Los olivos no son muy exigentes", dijo Kerem, añadiendo que pueden prosperar en condiciones climáticas extremas y requieren muy pocos cuidados y agua. Los olivos, señaló, benefician enormemente el medio ambiente mediante la reducción de los niveles atmosféricos de CO2.

Los árboles también proporcionan sombra y refugio para la vida silvestre. En el área estudiada se vieron ciervos, puercoespines, roedores y reptile, y el número de aves ha crecido también - un hallazgo importante teniendo en cuenta que Israel es un nexo de millones de aves migratorias cada año.

Algunos investigadores no están de acuerdo acerca de los beneficios ambientales de la plantación de árboles en zonas áridas, alegando que conduce a un cambio en la estructura natural y la fauna local. Pero Kerem no está de acuerdo: "Es una medida de oro. Aunque es agricultura, el área permanece intacta".

Sus puntos de vista son apoyados por el Dr. Adi Naali un agrónomo con el Consejo de Producción y Comercialización de Plantas. Naali dijo que los árboles proporcionan un buen refugio para los animales, ya que no requieren pesticidas o cuidado humano.

Plantación de olivos
Plantación de olivos en Israel. Foto: Ezra Tzachor

Otro de los beneficios descubierto fue que los huertos no favorecen a las especies invasoras, como chacales, cuyo número ha crecido hasta niveles preocupantes. "Los chacales se alimentan de una gran variedad de otras especies y puede dañar la cadena alimentaria, pero prefieren un terreno abierto", dijo Naali. "Es más difícil para ellos cazar en los olivares".

Naali habló de otros beneficios ecológicos, entre ellos el hallazgo de que los olivos, que son plantas de hoja perenne, absorben grandes cantidades de CO2. También se encontró que los olivares pueden funcionar como buenos sitios de eliminación de residuos para el compost y las aguas residuales.

El producto excelente es otro beneficio: Kerem dijo que el examen de la calidad y la composición química del aceite de oliva producido a partir de los huertos mostraron que produjeron aceite de calidad con beneficios para la salud, debido a un alto porcentaje de antioxidantes.

"Queríamos ver si cultivar olivos en estas condiciones afectaba la calidad del aceite producido", explicó. "Cuanto más fuerte es el sabor de las aceitunas en el aceite, mayor es la calidad, ya que indica un porcentaje más alto de antioxidantes".

El estudio también puede proporcionar una visión de solución para la desertificación. "Los olivos reducen el viento y la erosión del suelo en el desierto", dijo Naali. "Esa puede ser una solución sostenible a la desertificación desde una perspectiva ambiental, y también desde una perspectiva económica y social, mediante la creación de fuentes de ingresos".

"No estoy diciendo que debemos convertir el desierto entero en una plantación de olivos", subrayó. "Estos son sólo pequeños bosques. El desierto es un entorno muy homogéneo y los olivares pueden aumentar la variedad de fauna y permitir un paisaje más variable. Debe ser hecho correctamente, por lo que los bosques serán asimilados en el medio ambiente."

Índice de Notas

Autor de las páginas: José E. Marcano