Notas breves
Hogar » Bosques » Notas » Nota

Ir al contenido

Los bosques primitivos domaron los ríos salvajes

23 de agosto de 2011

Bosque del carbonífero
El Período Carbonífero fue testigo del florecimiento de
una compleja y variada vida vegetal.

La evolución y dispersión de árboles estabilizaron las riberas de los ríos y cambiaron para siempre los paisajes alrededor del mundo, dijeron geólogos.

Antes de que ocurrieran esos cambios, los anchos, superficiales y entrelazados canales de los ríos podían diseminar y migrar indefinidamente de lado a lado.

Cuando empezaron a aparecer hace unos 330 millones de años plantas como árboles con raíces profundas llegaron fue cuando finalmente vinieron a controlarse las riberas de los ríos, dice los investigadores.

Sus evaluaciones están publicadas en la revista Nature Geoscience.

Cuando ocurrió el cambio, los ríos se volvieron de un solo canal, y más profundo, que fluía lentamente formando meandros a través de la planicie de inundación y que solamente de manera ocasional se desbordaba y excavaba nuevos canales.

El paisaje no ha vuelto a ser lo que era - grandes canales de ríos que forman meandros han dominado las tierras bajas desde entonces.

Estas planicies de inundación estabilizadas, con canales fijos, son bien humedecidas y pueden desarrollar suelos profundos y orgánicos, que soportan ricos y boscosos ecosistemas.

Este nuevo paradigma para la evolución del paisaje y de los ecosistemas nace de trabajos de campo y un análisis de 330 estudios publicados de canales de ríos preservados en los estratos rocosos y expuestos en las caras de barrancos.

Neil Davies y Martin Gibling, de la Universidad Dalhousie, Halifax, Nueva Escosia, Canadá, describen la apariencia de un patrón distintivo de los depósitos fluviales en rocas sedimentarias del Período Carbonífero que persiste en caa período geológico subsiguiente.

En algunos lugares, el equipo observó los troncos fosilizados y grupos de leños que se había conservado en los sedimentos de los canales, prueba de había árboles creciendo a lo largo de las riberas.

"La profundidad y diversidad de las raíces aumentaba dramáticamente", escribieron los autores. "Esto habría fomentado grandemente la estabilidad de toda la planicie de inundación".

El Período Carbonífero fue testigo del florecimiento de una compleja y variada vida vegetal en el planeta. En este período, se formaron espesos depósitos de carbón cuando morían las plantas y quedaban enterradas en las planicies pantanosas. Estos depósitos son la base de nuestra actual economía con base en el carbón.

Las llanuras de inundación también produjeron los terrenos agrícolas más fértiles del planeta. Ellos permitieron que la civilización humana se desarrollara, con poblaciones asentadas y agricultura, y son ahora el hogar de algunas de las ciudades mayores y más densamente pobladas.

Un árbol fosilizado caído expuesto en sedimentos de un río del Carbonífero (N. Davies)
Los troncos fosilizados de árboles se han conservado en sedimientos de ríos del Carbonífero.

Índice de Notas

Autor de las páginas: José E. Marcano