Notas breves
Hogar » Bosques » Notas » Nota

Ir al contenido

Australia firma acuerdo para salvar los bosques nativos de Tasmania

8 de agosto de 2011

Bosque en Tasmania
Se estima que decenas de miles de hectáreas
han sido eliminadas durante los últimos 25 años.

La Primer Ministro de Australia, Julia Gillard, y la Premier de Tasmania, Lara Giddings, han firmado un acuerdo para poner fin a décadas de conflicto en los bosques de la isla.

La negociación forestal por A$276 millones refleja el acuerdo inicial hecho el mes pasado entre ambientalistas y la industria forestal.

Más de 400,000 hectáreas de valiosos bosques nativos serán protegidas.

La negociación ha sido bien recibida por algunos conservacionistas aunque otros dicen que no llega lo suficientemente lejos.

Mientras tanto, la Asociación de la Industria Forestal de Tasmania - aunque lo apoyaba al inicio - dice que los cambios de último minuto significan que las garantías para las compañías madereras son insuficientes.

Algunos empleadores en la industria de procesamiento de astillas de madera han insistido que sus trabajadores han sido "traicionados".

Bosques antiguos

La naturaleza salvaje de Tasmania ha sido un campo de batalla entre conservacionistas y compañías madereras durante 30 años.

Un asunto ha sido la explotación de los bosques nativos, que se ha convertido en una de las disputas ambientales más amarga de Australia.

Se estima que decenas de miles de hectáreas han sido cortadas durante los últimos 25 años, principalmente para ser exportados como astillas.

Los primeros signos reales de paz empezaron a aparecer el año pasado debido a problemas financieros en la industria maderera.

El alto valor del dolar australiano hizo que la exportaciones de astillas hacia Japón se hicieran cada vez más caras y el mercado se redujo rápidamente, llevando al cierre de aserraderos y que muchos negocios estuvieran en problemas y buscaran ayuda.

La Primer Ministro Gillard dijo que la negociación "ayudaría a que la industria forestal se adapte a los cambios en el mercado mientras protege las comunidades y familias que dependen del sector para sobrevivir".

Según el acuerdo, A$85 millones sería para apoyar a los contratistas y sus familias afectadas por la baja comercialización y A$43 millones serían gastados para proteger nuevas áreas de bosque.

El financiamiento también serviría para ayudar a los poblados afectados para que diversifiquen sus economías a largo plazo, y para gestionar nuevas reservas.

"Significativamente, el acuerdo garantiza la protección para los icónicos bosques antiguos de Tasmania" dijo la Sra. Gillard en una declaración conjunta con la Sra. Giddings.

Entre las nuevas reservas se encuentra el Valle Styx, hogar de algunas de las plantas con flores más altas del mundo.

Tasmania es el hogar de algunos de los árboles más altos del mundo, incluyendo el Centurion (Eucalyptus regnans) o árbol gomero gigante de pantanos, que tiene más de 100 metros de alto.

Índice de Notas

Autor de las páginas: José E. Marcano