Tortuga marina Las Tortugas Marinas

La tortuga laúd, baula o tinglar

tinglar

Dermochelys coriacea

La tortuga laúd o baula (tinglar en la República Dominicana) constituye por sí sola la familia Dermoquélidos (Dermochelyidae). En inglés se llama Leatherback Turtle; en francés Tortue Luth.

Es la mayor tortuga de mar y también la más especializada. Las patas anteriores, transformadas en amplias aletas, tienen una envergadura de más de 3 m, para una longitud del caparazón de 2 m y un peso que sobrepasa los 500 kg. Las patas posteriores, cortas y amplias, recuerdan las de las focas, y se hallan unidas a la corta cola por una expansión coriácea.

tinglar

Pero el carácter más sorprendente de la tortuga laúd es su caparazón, constituido por pequeñas plaquitas óseas independientes, recubiertas por una piel gruesa. El caparazón tiene una textura de goma, de unos 4 cm de grueso y está formado por tejido conectivo fuerte saturado de aceite.

Los jóvenes están cubiertos por pequeñas escamas, que recuerdan las de numerosos lagartos, pero se desprenden con la edad. Son mayormente negros en el dorso pero las aletas tienen los márgenes blancos, y presentan unas líneas de escamas blancas a lo largo del dorso. Como promedio, miden unos 61.3mm de largo y pesan 45.8 g.

Las tortugas laúd recorren mucho mayores distancias en el océano que las otras tortugas marinas. Se supone que en un solo año, emigran desde Sudamérica hasta el noreste de los Estados Unidos y regresan a su lugar de partida.

La laúd busca alimento en aguas templadas, siendo capaz de soportar temperaturas de 6ºC - 15ºC. También se ha podido averiguar que esta tortuga puede llegar hasta a 1200 m bajo el nivel del mar; a tal profundidad, la temperatura del agua raras veces está por encima de 5ºC, aún en regiones tropicales. A diferencia de casi todos los reptiles vivientes, la tortuga laúd es endotérmica, manteniendo una temperatura corporal de alrededor 25ºC.

Se alimentan sobre todo de invertebrados pelágicos, tales como medusas y tunicados, crustáceos pelágicos y peces juveniles. Una especie de espinas largas orientadas hacia atrás que tienen en la garganta, les ayudan a tragar bien las medusas.

Las principales playas de desove se encuentran en el litoral pacífico de México, la costa Atlántica de Costa Rica, Trinidad-Tobago, Guayana Francesa, Islas Vírgenes, Puerto Rico y República Dominicana. También desovan en menores cantidades en Veracruz, México; Guatemala, Panamá, Colombia, Islas de Barlovento y Sotavento y Guyana.

Las principales amenazas a las que se enfrenta la tortuga laúd varían de una región a otra pero es posible resumirlas en

  1. Pérdida de hábitat, debido a la comercialización de las playas tropicales (especialmente para el turismo) y la industrialización.

  2. Captura accidental, debido a la pesca con redes, lo que provoca que se asfixien.

  3. Contaminación, causada por la industria en aguas tropicales y por la industria pesada en aguas templadas usadas para la migración.

  4. Depredación humana:
    • En muchos países, la población de la tortuga laúd se ve amenazada por la recolección no controlada de sus huevos. Esto se debe a varias creencias culturales en relación a los huevos.
    • En varios países, la tortuga laúd es cazada para alimento. Por ejemplo, en las Islas Kei (al suroeste de Nueva Guinea, en la provincia Maluku de Indonesia), las tortugas laúd son regularmente cazadas como fuente de alimento.

Arriba ^^

Volver al Índice de Tortugas