Lobo La Extinción de las Especies

Causas Indirectas de la Extinción

Agricultura

El desarrollo y expansión de la agricultura es uno de la fuente más severa de destrucción de hábitat. A veces, ecosistemas naturales completos son convertidos en campos de cultivo donde solamente se cultiva una o pocas especies. Así se pierde la diversidad de poblaciones.

Campo de arrozArrozales en Bali
(Foto de Flickr)

Cuando se eliminaron bosques en Nueva Zelandia para desarrollar agricultura, desapareció un arbusto llamado Muérdago de Adam. En África del Sur, una de las últimas poblaciones de Kniphofia umbrina, un hermoso lirio, fue reemplazado por un campo de maíz. En 1978 solamente quedan unos pocos miles individuos de toda la especie. En Ecuador, el árbol de Caoba se ha reducido a más o menos una docena de individuos; su hábitat ha sido eliminado y reemplazado por plantaciones de banana y de palma aceitera. También la Palma Vuleito de Fiji ha perdido terreno al cultivo de bananas.

Millones de poblaciones vegetales han sido aradas o comidas por herbívoros domésticos. La seriedad de este hecho se multiplica grandemente debido a la posición fundamental que ocupan las plantas en las cadenas alimenticias. Además, debido a que los hábitos alimenticios especializados de la mayoría de los organismos que atacan a las plantas, cada especie vegetal que se extingue se lleva con ella de diez a treinta especies de otros organismos. La diversidad de plantas es el factor subyacente que controla la diversidad de otros organismos y, así, la estabilidad del ecosistema mundial. En la Provincia del Cabo de Sudáfrica, las plantas nativas están siendo presionadas fuertemente por la agricultura y la expansión urbana. El área tiene más de 6,000 clases de plantas; también tiene el record mundial de plantas en peligro: más de 1,200 especies de plantas que viven ahí están amenazadas, varios cientos están próximo a la extinción, y 36 han desaparecido completamente en tiempos recientes.

El pastoreo por animales domésticos es otro aspecto de la agricultura que amenaza en todas partes a las poblaciones de plantas, lo mismo que de los herbívoros que dependen de ellas. Hay una orquídea rusa que se encuentra amenazada debido a que el ganado vacuno se la come y compacta el suelo de tal forma que ella no puede crecer. El ganado vacuno también está eliminando una bella margarita alpina. En las islas Baleares, las cabras se están comiendo una peonía de gran valor hortícola y cuyas raíces podrían tener una cura para la epilepsia. La Euphorbia de Cameron, un valioso alimento suculento para el ganado en terrenos áridos, está prácticamente extinguida en la zona del Cuerno de África debido al sobrepastoreo. La mayor parte de la región mediterránea ya ha sido desprovista de su vegetación nativa debido a la deforestación y al sobrepastoreo durante siglos. La flora de California fue completamente cambiada por el pastoreo del ganado y la competencia de especies mediterráneas introducidas por los españoles; el cambio fue tan radical que los botánicos actuales no están seguros de como era la vegetación original.

La expansión de la agricultura por todo el mundo también ha afectado la distribución y abundancia de especies animales en vastos territorios. La mayoría de los animales que una vez vivían en el Valle Central de California ha desaparecido desde que el área fue convertida en una de las regiones más ricas y de mayor uso de pesticidas de los Estados Unidos. El sobrepastoreo y la conversión de terrenos para la siembra de algodón y otros productos en Arizona está llevando al Monstruo de Gila a la extinción. Y, en Iriomote, una pequeña isla japonesa cerca de Okinawa, el Gato Iriomote (Prionailurus iriomotensis) está siendo empujado hacia la extinción por los agricultores; puede que esta criatura establezca un nuevo record para los mamíferos - menos de cuarenta años entre su descripción y su extinción.

Ganado pastoreando Ganado pastoreando
(Foto de Flickr)

El sobrepastoreo causado por la expansión de la agricultura también ha causado desertificación. Alrededor del 6% de la superficie terrestre que no está cubierta por hielo ya es desierto, y otro 28% está en riesgo de convertirse en desierto. Esta conversión está sucediendo a un ritmo alarmante. Además, donde ha habido sobrepastoreo se presenta dominancia de especies vegetales no deseables, erosión, y reducción de las lluvias y abastecimientos subterráneos.

Cuando el agua es desviada para abastecer de agua a la agricultura y a las personas de áreas más secas, da como resultado que se agoten los manantiales y los ríos; la mayoría de los restantes sistemas acuíferos son afectados por la construcción de presas, canales y el desarrollo en general. Esta desviación y agotamiento del agua afecta los sistemas terrestres y acuáticos. Por ejemplo, una isla que era el mayor lugar de anidamiento de la Gaviota de California, ahora es una península; el nuevo paso terrestre permite que los coyotes puedan pasar a la isla, amenazando la vida de estas aves. Por lo tanto, las gaviotas han sido expulsadas del lugar con el agravante que no han encontrado otro lugar sustituto que sea seguro.

Otra actividad agrícola que tiene un enorme impacto es el uso de insecticidas y herbicidas. Dos de sus muchos problemas son que salen del área donde fueron aplicados y amenazan poblaciones y especies a los que no trató de controlarse; en otras palabras, ellos son tanto móviles como no selectivos.

En el pasado, productos químicos tóxicos - especialmente hidrocarburos clorinados como el diclorodifeniltricloroetano (DDT) y los bifenilos policlorinatados (PCBs) - se habían concentrado en las redes alimenticias, las cadenas alimenticias interconectadas que circulan la energía a través de un ecosistema. Estos productos químicos tóxicos afectan a especies cruciales que se encuentran cerca del extremo final de la cadena alimenticia. Tanto el DDT como los PCBs interfieren con el metabolismo del calcio en las aves, provocando que los huevos tuvieran conchas blandas y produciendo polluelos malformados. Los PCBs también impiden la reproducción en algunos animales carnívoros. También se ha encontrado efectos perjudiciales de los pesticidas en el fitoplancton y en aves depredadoras. Por suerte, las restricciones (incluso prohibiciones) en el uso del DDT y otros hidrocarburos en muchos países ha permitido la recuperación de muchas aves que estaban en peligro.

El problema con los pesticidas es que son productos sintéticos de la cultura humana. Los descomponedores naturales que normalmente descomponen los productos químicos orgánicos naturales y reciclan sus constituyentes no han "aprendido" a descomponer estos nuevos productos de una manera rápida por lo que los tóxicos permanecen en el ambiente por un largo tiempo, amenazando todo el tiempo a los organismos.

En 1975-76 ocurrió un incidente trágico en el norte del Valle Huleh de Israel. Ocurrió un brote del Ratón Campestre de Levante, causando grandes daños en los campos de alfalfa. Los agricultores usaron un producto químico llamado Azodrín para matar a los animales, sin darse cuenta que este amenazaba a la vida silvestre ya que las precauciones en la etiqueta original no habían sido traducidas al hebreo. El resultado fue la muerte de más o menos 400 águilas, halcones, buhos y otras aves depredadores que se estaban alimentando de los abundantes ratones. También se alimentaban de aves pequeñas que habían muerto por la aspersión del producto. Las aves también se alimentaban de ratones y de aves pequeñas que habían comido alimento contaminado. El Azodrin también mató Gatos de la Selva y cerdos salvajes.

Al índice Índice