Lobo La Extinción de las Especies

Causas Directas de la Extinción

Comercio de Productos

Muchos animales continúan sufriendo por los otros productos que ellos proveen. Se usan comúnmente las mariposas para decoración. Las pieles de cocodrilos, caimanes y serpientes se convierten en zapados y carteras. El Cocodrilo Cubano ha sido tan perseguido por su piel que ahora solamente existe en dos pequeños pantanos. Las conchas de las tortugas marinas, usadas para hacer objetos de "carey", han llevado a que las tortugas estén en peligro. Millones de aves son cazadas por sus plumas que pueden usarse en sombreros y ropas.

El elefante es muy buscado por sus colmillos de marfil; solamente en Kenia, sus poblaciones han disminuido dos tercios en apenas ocho años. La población de elefantes en el Parque Nacional Ruwenzori ha bajado de 3,000 a 150 individuos desde 1972. El comercio de marfil es responsable por la muerte de 50,000 a 150,000 elefantes cada año.

También está en una situación verdaderamente crítica el rinoceronte, que es cazado por su cuerno, considerado como medicina y afrodisíaco. La gran alca y la paloma pasajera se extinguieron en el siglo 19 y principios del 20 debido a la caza excesiva, y el periquito de Carolina desapareció debido a una combinación de cacería excesiva y destrucción del hábitat. Familias completas de plantas como los cactus, orquídeas y las Cycadaceae están consideradas como amenazadas o en peligro debido a la recolección excesiva con propósitos comerciales.

Daga de cuerno de rinoceronte

Por ejemplo, se cree que cada parte del rinoceronte es un remedio para algo - sus dientes, pelo, sangre, órganos internos, cuerno, etc. Durante un tiempo, el Zoológico de Calcuta en la India encontró que había un fácil mercado para botellas de orina de sus rinocerontes cautivos.

Pero de todas las partes diferentes de los rinocerontes, el cuerno es la más cotizada. Los cuernos, que no son de hueso sino que es una masa compacta de pelos, son especialmente estimados por los hindúes y los chinos quienes consideran que es un afrodisíaco poderoso. Se cree que el cuerno pulverizado, mezclado en una poción, cura cualquier cosa desde paperas hasta difteria; si se aplica externamente como cataplasma, puede curar furúnculos y viruela.

Los cuernos de rinoceronte también están en gran demanda en el Medio Oriente para puños de dagas; ellas son regalos tradiciones en la región en los ritos de la pubertad y se puede pagar hasta US$12,000 por una daga de cuerno de rinoceronte. Los talladores de Yemén de Norte trabajaron más de 2,000 cuernos en 1975 y 1976.

La cacería furtiva es lo que casi ha aniquilado al Rinoceronte de Java, aunque la destrucción del hábitat lo hubiera hecho si la caza no hubiera hecho el trabajo primero. En 1970, más o menos 10,000 Rinocerontes Negros vivían en Kenia pero ya en 1980 apenas quedaban 1,000. Por suerte, algunas otras especies, como el Rinoceronte Blanco, están teniendo una lenta recuperación.

Flores de ashoka Ashoka, Saraca asoca

Alrededor de 15,000 especies, o 21 por ciento de todas las especies de plantas medicinales y aromáticas están en riesgo de extinción, según informa el Grupo de Especialistas en Plantas Medicinales de IUCN. Más de 400,000 toneladas métricas de plantas medicinales y aromáticas son comercializadas cada año, y alrededor del 80 por ciento de estas especies son recolectadas en el campo, no cultivadas.

Flores de "ashoka", Saraca asoca (Roxb) de Wilde, árbol medicinal amenazado que crece en el estado de Karnataka, India. Las flores secas se usan para tratar la sífilis, la corteza para disentería y las semillas para enfermedades urinarias.

Este comercio involucra a casi 70,000 especies, muchas en peligro de sobreexplotación o de extinción debido a la recolección excesiva y a la pérdida de hábitat. En la India, por ejemplo, 319 plantas medicinales aparecen en las Listas Rojas como Amenazadas.

En Ecuador, una de las plantas medicinales más conocidas del mundo, Cascarilla (Cinchona pubescens) - la fuente original de la quinina usada contra la malaria - podría estar amenazada a resultas de la explotación excesiva, según la organización conservacionista WWF. En la actualidad la hierba se usa para tratar una variedad de malestares, desde alteraciones estomacales hasta problemas del sistema inmune. Por otro lado, se ha convertido en una especie invasora en las Islas Galápagos luego de su introducción a este archipiélago.

En Europa del Este, la recolección no sostenible de la hierba silvestre ojo de faisán, Adonis vernalis, usada para tratar problemas cardíacos, ha producido disminuciones de sus poblaciones en toda el área de distribución de la planta, dice WWF, y en la actualidad la especie está protegida contra recolecciones en muchos países.

Al índice Índice